Proyecto empresarial: Crea tu Plan de Negocio

Lo primero que debes saber antes de emprender es que no puedes lanzar tu proyecto sin un plan de negocio ya que no podrás tener las bases de tu startup bien asentadas sin él.

Además, el plan de negocios es decisivo a la hora de buscar financiación, socios o inversores ya que sirve como presentación e indicador de viabilidad; y sirve como guía para quienes están al frente de la empresa. En definitiva: es una gran ayuda para los emprendedores a la hora de iniciar su actividad.

¿Plan de negocio o plan de empresa?

También es importante que te quede claro que no es lo mismo el plan de negocio y el plan de empresa. El plan de negocios es un documento y a la vez herramienta que te va a permitir analizar la situación actual del mercado, tu proyecto empresarial y las condiciones del entorno para el arranque y progreso de la empresa que quieres montar. El plan de negocios se puede hacer una previsión de lo que se espera obtener y establecer los objetivos, pero realmente se enfoca especialmente en las condiciones actuales. El plan de empresa explica y analiza las oportunidades con las que cuenta tu empresa de acuerdo a la viabilidad del sector. También establece las metas y expectativas a corto, mediano y largo plazo.

1. Resumen ejecutivo

En este paso tendrás que explicar de manera general todos los aspectos importantes del plan y todas aquellas cosas que, una vez terminado el plan de negocios, incluirás en el plan de empresa. Este punto es la primera impresión de tu negocio que futuros inversores, por ejemplo, tendrán, así que elabóralo y piénsalo muy bien.

2. Descripción de tu producto o servicio

Deberás explicar a la perfección el producto o servicio que vas a vender. Si no sabes realizar este paso correctamente, no vas a saber venderlo bien después. Especifica el concepto de tu producto, la idea, sus características, público objetivo, necesidades que cubre…

3. Análisis del mercado y de la competencia

Otro de los puntos más importantes en el plan. Deberás analizar tanto el mercado donde vas a introducir tu producto o servicio (tamaño, factores de éxito, barreras de entrada y salida, evolución, crecimiento, tendencias, etc.), como a la competencia (características de su producto, diferenciación, tipo de clientes, evolución, técnicas de venta, etc.).

4. Modelo de negocio

Aquí definiremos el modelo de negocio y el plan financiero, en los que se detallarán los acuerdos financieros, el portafolio central de productos o servicios que la organización ofrece y ofrecerá con base en las acciones necesarias para alcanzar las metas y objetivos estratégicos, entre otros aspectos relevantes.

5. Descripción del equipo y socios (si hay)

Describir y explicar quién va a conformar tu equipo, qué funciones desarrollarán, cómo estarán distribuidos…

Si tu startup es una sociedad,  es necesario exponer cuál es la denominación social y comercial de la empresa, el objeto social de ésta, el nombre de los fundadores, el capital social, especificar los órganos de administración que tiene la sociedad y qué obligaciones tiene la sociedad con las Administraciones Públicas.

6. Estado de desarrollo del negocio

En este paso se explicará en qué fase se encuentra tu producto o servicio, si hay prototipo en el caso de ser producto físico o si, por ejemplo, se han realizado pruebas y testeos. Es recomendable actualizar este punto cada vez que tu producto pase de fase si se le está enviando el plan a inversores. De esta manera verán que tu producto cada vez es más sólido y estable.

7. Estrategia de marketing

Sabemos que la estrategia de marketing es muy cambiante y se irá detallando según los resultados que vaya teniendo tu producto en el mercado. Pero es importante hacer una estrategia previa, basada en el análisis de mercado previo que has realizado, explicando acciones y recursos que vas a utilizar y tener en cuenta tanto on como off line. Es aconsejable que a cada acción de marketing se le atribuya un objetivo que se pretende conseguir con ella. Explicar también si esto se hará de manera interna o con empresas externas especializadas.

8. Plan de contingencia

No puede haber un plan de negocios sin un plan de contingencia de respaldo. A pesar de haber realizado todos los análisis y estudios necesarios antes de lanzar el producto al mercado, siempre hay variables con las que no se cuenta y existen riesgos con los que debemos contar.  Por eso, es importante que los tengamos en cuenta y los pongamos sobre la mesa en este documento, de esta manera los inversores, socios, etc., podrán conocer por nuestra parte cuáles podrían ser los riesgos a los que se enfrentarían.

Como siempre, si tienes alguna duda sobre alguno de los pasos, ¡pregúntanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba