¿En qué consiste el Modelo 100?

El modelo 100 es el documento de ingreso o devolución de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Hoy en el Diccionario Finutive analizamos otro modelo fiscal, para que no te quede ninguna duda al respecto. En entradas anteriores hemos visto la definición del IRPF, cómo calcular este impuesto de una nómina y los diferentes trámites que conlleva. Este modelo es uno de ellos, donde las personas físicas declaran los rendimientos obtenidos.

¿Cómo se presenta este modelo?

Hasta hace unos años, este modelo se podía presentar en papel sin ningún problema, pero hoy en día es necesaria su presentación de manera telemática, a través del programa PADRE.

¿En qué consiste el modelo 100? - Finutive

¿Quién tiene que presentarlo?

Este modelo se presenta por todas aquellas personas físicas que sean contribuyentes y residan en España. Esta es la norma general. De todos modos, existen ciertas excepciones bajo las cuales la presentación de este modelo no es necesaria:

  • Si la suma obtenida por fruto del trabajo personal es inferior o igual a 22.000€ anuales.
  • Si solamente cuentas con rendimientos de capital mobiliario o ganancias patrimoniales y estos son inferiores a los 1500€ anuales, también estarás exento de la tramitación de dicho modelo.
  • Por último, cabe resaltar que las rentas inmobiliarias imputadas y rendimientos de letras del tesoro, entre otros, tampoco están sujetos a estas rentas.

¿Cuándo hay que presentarlo?

Como tarde, este modelo ha de ser presentado el 30 de Junio del año siguiente a ser recibidos los rendimientos. Aunque no hay fecha inicial estipulada, el trámite de dicho modelo suele comenzar en abril. Aquí es cuando se empiezan a corroborar todos los datos que constan en el modelo. Un poco más tarde, sobre mediados de mayo, empezamos a ver las entregas de dichos documentos.

La tramitación de impuestos es un tema un tanto complicado, que requiere tiempo y conocimiento previo. Si no dispones de ambos, recurrir a un asesor fiscal especializado puede ser la solución más adecuada. Así te dejarás de preocuparte por posibles efectos legales derivados de un pequeño descuido.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba