BREXIT. ¿Y ahora qué pasa con autónomos y empresas? | Finutive Blog

BREXIT. ¿Y ahora qué?

 

El 1 de enero de 2021 se produjo finalmente la salida de Reino Unido de la Unión Europea y esto ha afectado, entre otros aspectos, a la fiscalidad nacional, intracomunitaria e internacional.

¿CÓMO AFECTA EL BREXIT A LOS FISCALIDAD DE AUTÓNOMOS Y SOCIEDADES?

Debemos distinguir las entregas de bienes, por una parte, de las prestaciones de servicios, por otra.

¿Cómo afecta el Brexit a las entregas de bienes dentro de la Unión Europea?

Hasta el 31 de diciembre, si se entregaba o recibía una mercancía por parte de un autónomo o empresa a otro empresario, se debían cumplir serie de requisitos para que la operación de compra o venta de bienes estuviese exenta de IVA.

Se debía solicitar la inscripción en el ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios) para contar con un NIF-IVA (o VAT number), el cual se tenía que facilitar al otro empresario, además de verificar que éste también dispusiese de dicho código de operador intracomunitario.

La operación de venta debía declararse en el Modelo 303 (Autoliquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido) en la Casilla 59 y en el Modelo 349 (Declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias) con clave de operación E.

En cuanto a la compra, ésta debía declararse en el Modelo 303 en las Casillas 10, 11, 36 y 37 (o 38 y 39 si son bienes de inversión), y en el Modelo 349 con clave de operación A.

A partir del 1 de enero, la entrada de mercancías en España procedente de Reino Unido, deberá pasar por Aduana, donde se liquidará el correspondiente IVA, además de los aranceles, en caso de que sean aplicables.

Para ello, debemos disponer de un Número EORI (Número de Identificación de Operador Económico o Economic Operator Registration and Identification), que comenzará por las siglas ES seguido del NIF del autónomo o CIF de la Sociedad.

En este caso, no tendremos que presentar el Modelo 349, ya que deja de tratarse como una operación intracomunitaria, pasando a ser una importación o exportación.

Estas operaciones deberán indicarse en el Modelo 303 en las Casillas 32 y 33 (o 34 y 35 si se trata de bienes de inversión) en el caso de las importaciones, y en la Casilla 60 en el caso de las exportaciones.

¿Y en qué afecta a las prestaciones de servicios?

Antes de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, las prestaciones de servicios eran tratadas de forma similar a las entregas o adquisiciones intracomunitarias de bienes y servicios, es decir, debíamos solicitar la inscripción en el ROI, disponer de un NIF-IVA y declarar dichos servicios en las casillas y modelos arriba indicados.

Para este tipo de operaciones se han simplificado los requisitos, ya que no debemos disponer de ningún tipo de identificador, pero ojo, porque también tienen su intríngulis, ya que se debe realizar la Inversión del Sujeto Pasivo. Esto es, la obligación de autoliquidación del IVA recae sobre el destinatario del IVA.

En el caso de las prestaciones de servicios, no tendremos que repercutir IVA e indicaremos estas operaciones en el Modelo 303 en la Casilla 61. Ahora bien, hay que destacar que el Reglamento de facturación, en su artículo 6, establece la obligación de hacer la siguiente mención en la factura: “operación sujeta a la Inversión del Sujeto Pasivo”.

En cuanto a las adquisiciones de servicios, debemos realizar la autorrepercusión del IVA, indicando las bases y cuotas del impuesto en el IVA devengado en las Casillas 12 y 13, y en el IVA deducible en las Casillas 28 y 29.

Por último, cabe señalar que Irlanda del Norte, si bien pertenece a Reino Unido, tiene un régimen especial y seguirán aplicándose las reglas de las operaciones intracomunitarias como venía haciéndose hasta ahora, es decir, con obligación de estar inscritos en el ROI y declarar estas operaciones en el Modelo 349.

Como conclusión, debemos tener en cuenta esta salida del Reino Unido de la Unión Europea en las operaciones que hagamos con empresarios de dicho país a la hora de hacer importaciones o exportaciones de productos y prestaciones de servicios, así como la forma en que tendremos que declarar tales operaciones en los modelos fiscales que presentemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba