5 beneficios de aprender inglés para un Autónomo

Una vez que te has aventurado a desechar la idea de ser empleado para grandes corporaciones y lanzarte en tu propio emprendimiento, es momento de buscar cómo optimizar tu perfil laboral. 

Para ello, manejar el inglés es una herramienta indispensable en tiempos post pandemia. Se requiere pensar en grande y eso solo significa globalizar el alcance de tu trabajo.

El inglés es el principal puente de comunicación en todas las organizaciones. Aprenderlo y perfeccionarlo te convertirá en un trabajador realmente autónomo, uno que podrá postularse y desarrollar cualquier proyecto que se le presente en el camino. 

Vamos a profundizar en cada uno de sus beneficios y cómo sirven de ventana para el éxito empresarial en un mundo totalmente digitalizado.

Las 5 ventajas de dominar el inglés para emprender de forma autónoma

1) La infinita gama de clientes disponibles

El inglés es el idioma universal por excelencia. Posiblemente, has escuchado esto toda tu vida, pero es realmente al momento de emprender que notarás el impacto de esa frase. 

La vasta mayoría de proyectos autónomos exitosos son capaces de mostrarse en cualquier mercado internacional y para ello debes poder ofrecer tus servicios en inglés.

Sea cual sea el servicio o producto que ofrezcas, si redactas un plan de negocios y su descripción en el idioma anglo te permitirá tener un alcance ilimitado. 

Ser autónomo implica que no contarás con un presupuesto demasiado grande, al menos no al iniciar operaciones, por lo que optimizar tu propuesta de esta forma significa la posibilidad de ir por más usando menos.

2) Más personas se traduce en más redes profesionales

Vivimos en la era de LinkedIn. Las redes sociales no solo sirven para promocionar un producto, sino para enlazar con todas las personas de las que puedes aprender o inclusive formar lazos de colaboración. 

Si obtienes fluidez en el inglés puedes intercambiar información vital para tu marca con profesionales pioneros en el área y que te orientan con nuevas estrategias que no suelen verse en el mercado latino o hispano.

Además, es posible ampliar tu fuente de ingresos al poder aceptar proyectos desde otros emprendimientos de origen internacional. 

Ser un trabajador con autonomía tiene el beneficio de no tener que quedarte solo con tu proyecto, puedes trabajar con otras personas sin necesariamente amarrarte a un contrato como en los viejos tiempos.

3) Crecer y aprender con las mejores plataformas

Una de las decisiones que no debemos tomar al emprender es desechar el aprendizaje continuo. Ser exitoso en tu proyecto requerirá que estés en constante capacitación y en la búsqueda de nuevas herramientas para expandir tu marca. 

En el mercado inglés encontrarás muchísimos cursos, talleres y plataformas dedicadas a enseñarte a potenciar aspectos claves y particulares de tu quehacer.

Además, si ya has iniciado el manejo del idioma desde lo rudimental, podrás seguir puliendo el habla con muchas plataformas para aprender inglés que te enseñan a pensar como una persona angloparlante. 

Capacitarte directamente desde organizaciones pioneras en mercados internacionales es realmente otorgarle valor a tu producto o servicio.

4) Las mejores herramientas digitales a la mano

Ser un trabajador autónomo implica manejar todos los departamentos de una empresa por ti mismo: ventas, contabilidad, marketing, facturación y muchos otros. 

Puede resultar abrumador, pero si aprendes inglés es posible que accedas a herramientas o aplicaciones de emprendimiento que puedan llevar a cabo estos procesos por ti y de una forma útil y proactiva para los procesos del día a día.

Hoy existen muchas de estas herramientas en la web, pero las que más beneficios te traerán vienen con indicaciones y formas de operarlas en el idioma anglo. 

Tener autonomía solo es abrumador si te sobrepasas en tu capacidad operativa, así que dominar el inglés es el puente para que tu emprendimiento funcione fluidamente y puedas pensar en cómo y cuándo ir por más.

5) Ampliar la conciencia de tu marca

La notoriedad de tu marca es indispensable en un mundo de infinitas formas de emprender. Que sea visible para todo tipo de mercado es posicionarse hacia el éxito. 

Cuando eres un trabajador autónomo bilingüe, puedes equiparar tu servicio al de cualquier compañía multinacional monstruosa y es lo hermoso del idioma en los emprendimientos de la era digital: se borran todas las fronteras.

Ya hablamos de ampliar el círculo de redes profesionales, pero imagina que esas redes del mercado anglo publiquen o compartan tus servicios para sus seguidores.

La idea es ir sumando alcance y mientras más lejos llegues en cuanto a personas que te conocen, más posibilidades de enganche y venta tendrás. 

Todo esto solo se traduce en más ingresos y crecimiento personal y profesional.

¿Cómo se traducen los beneficios de aprender inglés en resultados concretos?

  • – Ampliar el target al que se dirige tu producto o servicio: aportar valor real a tu emprendimiento aumentando su alcance.

 

  • – Formar círculos de redes profesionales que se posicionen a nivel internacional: si hablas en su mismo idioma, vas a generar más confianza en tu marca y a tener posibilidad de colaboraciones.

 

  • – Acceder a más y mejores herramientas de capacitación y aprendizaje: si aprendes más sabrás en dónde y cómo seguir invirtiendo.

 

  • – Dominar los mejores sistemas y aplicaciones que te ayuden a ser realmente autónomo en tu día a día: mejorar los tiempos de respuesta y fluidez en procedimientos con herramientas de calidad.

 

  • – Destacar tu trabajo en espacios profesionales a los que no llegarías solo comunicándote en español: hacer que muchas más personas -y las indicadas- hablen de lo que estás haciendo.

 

  • – Pensar en tener más ingresos y diversificar las fuentes de cómo obtenerlos: no solo ganando en moneda extranjera, sino en la posibilidad de invertir con amplitud internacional.

Puedes hacer tanto solo al comunicarte desde otro idioma. Aprender inglés puede ser una inversión más útil que pagar cantidades absurdas de dinero en publicidades vacías y sin dirección porque te posiciona profesionalmente de manera orgánica. La cultura organizacional de tu proyecto subirá como la espuma si sacas provecho de estos beneficios y empiezas un camino de éxito real como trabajador autónomo.

 

Artículo escrito por: Papora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *