¿Cuál es la diferencia entre cheques y pagarés?

Cheques y pagarés permiten el cobro autorizado de una cantidad de dinero por el liberador (proveedor) mediante la entrega del mismo documento.

En otras palabras, cuando en una operación el cliente utiliza el cheque o pagarés como método de pago, está otorgando un documento a su proveedor que constata su firme voluntad de pagar. Es un compromiso o documento firme de pago, ambos.

La principal diferencia entre un cheque y un pagaré es que este último consta de fecha de vencimiento y no tiene porqué participar el banco, ambos siendo un documento que permite el abono de cierto importe adeudado.

Ambos documentos son emitidos por el librado (cliente), o titular de la cuenta, en favor de una persona física o jurídica (proveedor). Pueden hacer uso de este documento tanto empresas como particulares; aunque es mucho más común en el ámbito empresarial. En ambos documentos debe aparecer la fecha de emisión y la firma física.

Mientras los cheques pueden ser al portador, es decir, a veces no viene especificado quién va a ejercer el derecho a cobro; un pagaré es invalido sin el nombre del receptor.

Además el pagaré puede estar avalado por terceras personas que ejecuten el pago en caso de que el librador sea insolvente. Para ello dentro del documento debe estar especificado como aval. En cambio el cheque personal solo depende de la solvencia del librado, el cheque conformado sí prevé más seguridad para el beneficiario puesto que la entidad bancaria congela el dinero en la cuenta.

Cheques y pagarés Finutive

 

¿Qué deben incluir ambos documentos?

  • La palabra cheque o pagaré con orden expresa de pago
  • Importe exacto
  • El librador con su firma

Además el cheque debe incluir el nombre del librado, entidad de crédito especificada. El pagaré debe especificar nombre del receptor, lugar y la fecha de cobro.

Para un buen control de tus proyecciones de caja te aconsejamos que tengas en cuenta el importe de tus cheques y pagarés emitidos aún no cobrados por el beneficiario. No descuides la importancia de las previsiones de tesorería. Si te preocupa el control de tu flujo de caja desde Finutive hemos creado la herramienta que, además de actuar como un asesor financiero virtual, te ayuda a categorizar y gestionar tus cobros o pagos.

Por último, es obligatorio señalar que con el objetivo de eliminar tensiones de tesorería en tu empresa, puedes optar por esta fórmula de cobro con tus clientes. Cualquiera de las dos fórmulas que hemos repasado hoy (pagaré o cheque) conlleva una promesa de pago por parte de nuestro cliente, lo que permite contar con una fecha exacta de cobro para nuestras facturas e, incluso, poder descontar con facilidad y adelantar en una entidad de crédito el importe que nuestros clientes nos adeudan.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Volver arriba