Vuelta a la oficina ¿Qué medidas de seguridad debe haber? | Finutive Blog

Vuelta a la oficina ¿Qué medidas de seguridad debe haber?

La aparición del Covid-19 en el mundo, ha ocasionado grandes cambios en los estilos de vida de todos, implementando cuidados y medidas de bioseguridad que garanticen mayor prevención ante este terrible virus que ha causado estragos en la salud y en la economía mundial. Recientemente se han venido reactivando las operaciones comerciales de distintas empresas y establecimientos, sin embargo dicha reactivación debe ir acompañada de todas las medidas de seguridad para resguardar la salud pública. 

La anterior, es una difícil tarea, ya que toda previsión puede resultar poca ante los riesgos y peligros del coronavirus. 

Las empresas deben adaptarse al cumplimiento de todas las normas indicadas por las autoridades sanitarias y adaptar sus espacios y elementos a fin de evitar toda posibilidad de riesgo. Mientras exista el riesgo de contagio no se puede hablar de espacios libres de virus.

Constantemente la OMS está actualizando la información que surge por la investigación científica que se realiza a diario, los avances y las recomendaciones encontrados. Por lo tanto se debe estar atento a estas informaciones, para aplicarlas en las oficinas, empresas y en nuestro día a día.

La reactivación de las empresas resulta muy importante para la economía, pero la prioridad es la salud de la población, de manera particular garantizar la salud de los empleados, ya que gracias a ellos es que se logra activar nuevamente la operación.

¿Cuáles son las medidas de seguridad que las empresas deben aplicar con sus empleados en las oficinas de trabajo frente al covid?

Las empresas deben hacer de sus empleados parte esencial en el proceso de aplicación de las medidas de seguridad así como garantizarles el suministro de los recursos necesarios para este proceso, equipos y materiales de protección, como mascarillas de tela, solución hidroalcohólica, entre otros. 

Distanciamiento

De acuerdo a las posibilidades y disposición del espacio de la oficina, se debe recurrir al uso de mamparas y separadores físicos que faciliten la separación de los espacios, así como las medidas estrictas de distanciamiento físico de al menos dos metros de distancia entre las personas y la aplicación de la reducción de la densidad de las personas que ingresen a la oficina o comercio.

Trabajo desde casa

Otra medida muy usada en las empresas para esta temporada y que demuestra el surgimiento de la flexibilidad en todos los espacios laborales, ha sido la implementación del trabajo desde casa, facilitando los equipos, sistemas y recursos necesarios a sus trabajadores para la continuidad de sus labores desde la seguridad de su hogar, así como también ofreciéndole al cliente esta seguridad al brindarle un servicio online donde no sea necesario el traslado a sus oficinas para adquirir un producto o servicio, minimizando así sus posibilidades de riesgo y contagio.

De esta misma forma ha crecido la modalidad del delivery, la cual también debe contar con todas las medidas de seguridad necesarias para reducir las posibilidades de contagio.

Sin embargo, hay ciertas actividades comerciales que requieren de la presencia física de los trabajadores así como la visita de los clientes, y es allí donde deben ser totalmente estrictas las normas de cuidado para todos los involucrados.

Señales guías

Es recomendable, la colocación de señales que indiquen el camino a seguir dentro de un comercio u oficina, como puntos de entrada y salida, márgenes de distancia de seguridad, puntos o áreas de espera, aforos de salas de reuniones, e inclusive el tránsito dentro de la empresa.

Control de la salud de los trabajadores

Un aspecto importante, es el control de las condiciones de salud del personal que trabaja en la oficina, para detectar oportunamente cualquier síntoma comprometedor que ponga en riesgo a todo el equipo de trabajo. Así como, en los casos de los trabajadores que presenten dichos síntomas, actúen con responsabilidad y prudencia y eviten asistir a la oficina en esas condiciones. 

El termómetro digital, resulta ser una herramienta útil de control de detección de cualquier anormalidad en la temperatura de los empleados y clientes al ingresar a las oficinas.

También se puede recurrir a la instalación de cabinas de desinfección, obligatorias para el acceso de cualquier persona a un área, en la cual será rociado con sustancias desinfectantes que abarcarán todo el cuerpo.

El uso de mensajes de control y reflexión a través de altavoces también puede ser de ayuda, en particular en locales comerciales. 

Automatización

El contagio del virus, puede ser por contacto directo entre personas o indirecto, a través de personas portadoras del virus que toquen o tosan sobre distintas superficies, como mesas, pasamanos, sillas, pomos de las puertas, muebles, botones de ascensores, timbres, detectores de huellas dactilares entre otros. Sería excelente, si las empresas poseen los recursos para implementar soluciones tecnológicas que automaticen ciertas actividades como aperturas de puertas,  llamado de ascensores por voz, activación de luz, etc.

Correcta limpieza y desinfección

Otro factor de suma importancia es la limpieza y desinfección de todas las áreas y superficies de la oficina, puestos de trabajo, baños, teclados, barandas, teléfonos, entre otros, es un proceso que debe realizarse a diario, así como antes y después de la presencia de cualquier visitante. Además de la limpieza general con lejía y otros productos recomendados, se debe realizar una correcta ventilación de los espacios de las oficinas y la gestión de residuos.

Resulta acertada la decisión de contratar un servicio profesional de limpieza de oficinas, que garantizará el cumplimiento de las medidas necesarias para la correcta higiene y desinfección de todas las áreas con los productos apropiados, de manera de minimizar cualquier riesgo de contagio del virus.

Se debe fomentar en los empleados el hábito con frecuencia de lavado de manos con agua y jabón durante veinte segundos, o el uso de desinfectante de manos que contenga al menos 60% de alcohol, en especial antes de comenzar y finalizar la jornada laboral, así como antes y después de los descansos de trabajo, luego de toser, estornudar o limpiarse la nariz, después de ir al baño, antes de comer o de preparar comidas, después de quitarse o tocar la mascarilla. Igualmente, se debe evitar tocar los ojos, nariz y boca sin lavarse las manos, son zonas por donde podría ingresar el virus al organismo. 

Los empleados deben ser conscientes de las medidas que deben realizar desde que salen de sus casas y cuando utilizan transporte público o coches compartidos. Se debe buscar toda la asesoría necesaria para contar con toda la información que nos pueda ayudar a ser responsables y debidamente precavidos ante este virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba