Chat with us, powered by LiveChat ¿Qué tipos de notificaciones me puede enviar la Agencia Tributaria?

¿Qué tipos de notificaciones me puede enviar la Agencia Tributaria?

Las notificaciones de Hacienda son avisos que nos llegan de la Agencia Tributaria con la intención de informarnos, pedirnos que entreguemos algún documento o avisarnos del inicio de algún proceso.

notificación de Hacienda - Finutive

Es muy típico exagerar cada vez que vemos una notificación de Hacienda. Lo más típico es pensar mal e ir directamente a la suposición de que es algo malo. No perdamos los nervios. ¿Quieres saber qué hacer en estos casos? Vamos a ver los diferentes tipos de notificaciones que podemos recibir, con la intención de aclarar las dudas que puedan surgir al respecto de cada uno de ellos.

 

¿Qué NO debo hacer?

Antes de nada, veamos qué hay que evitar hacer. Tal y como vimos la semana pasada con los requerimientos de Hacienda, una de las cosas más importantes es no hacerse el loco. En el caso de las notificaciones, el mensaje no va a ser necesariamente negativo. De todos modos, abrirlo y leer las pautas que nos da Hacienda siempre es la mejor opción.

 

¿Qué tipos de notificaciones nos podemos encontrar?

En primer lugar, cabe destacar de nuevo que las notificaciones no tienen por qué contener un mensaje negativo. En muchos casos, las cartas que nos envían no requieren respuesta, y son simplemente documentos informativos, con notificaciones pertinentes.   

Podemos distinguir entre seis tipos de notificaciones. Cada una tiene una naturaleza y un propósito distinto. Veamos cada una de ellas.

 

  1. Carta Comunicativa

Este tipo de cartas son las que no requieren ningún tipo de intervención por nuestra parte. Son meramente informativas. No obstante, debemos tener en mente que al ser correo certificado, tiene que figurar que la hemos recibido. Si este no es el caso, la notificación aparecerá en el BOE.

 

  1. Comprobación limitada

Bajo esta categoría podemos encontrar tres sub-categorías: Notificaciones de requerimiento, notificaciones de propuesta de liquidación y notificaciones de resolución del procedimiento. En todos estos casos, la Agencia Tributaria está haciendo una comprobación de los datos (tal y como indica el nombre de la categoría).

En el primer caso nos pide que presentemos cierta información. El segundo caso nos pide que corrijamos o aclaremos algún dato. En el tercero nos encontramos con un documento que establece que las peticiones de Hacienda han sido realizadas. Es una especie de comprobante.

 

  1. Providencia de apremio

Esta notificación se envía si tenemos alguna deuda tributaria. Este documento intenta que la pagues lo antes posible, y establece un interés por el retraso que ha tenido lugar.

 

  1. Diligencias de embargo

Esta notificación tiene lugar cuando tienes una deuda con el Tesoro Público. Hacienda te notifica del importe de dicha deuda, y te urge que devuelvas la cantidad establecida. Este tipo de notificaciones son bastante serias, por lo que es importante que contestemos lo antes posible y no lo dejemos pasar.

 

  1. Notificación de inspección fiscal

Ahora sí que te puedes asustar un poco más. Este tipo de notificaciones son las que más imponen, aún así, no pierdas la calma y veamos lo que implica.

Si recibes esta documentación, Hacienda te está avisando de que va a revisar toda la información que posees en relación a este organismo. Puede ser que la inspección te haya tocado de modo aleatorio o puede que la Agencia tenga algunas dudas que quiera resolver. En cualquiera de los casos, si no tienes nada que esconder, no tienes nada que temer.

 

  1. Notificación de inicio de expediente sancionador

Bien, llegamos al final. Este es el último recurso de la Agencia Tributaria. Esta notificación te hace saber que efectivamente, hay ciertas normas tributarias que han sido infringidas, y por tanto Hacienda te abre un expediente sancionador. En este caso, si las alegaciones no son ciertas, puedes abrir un procedimiento para aclarar el asunto. Aún así, si no se resuelve a tu favor, deberás abonar la cantidad establecida. 

 

La tramitación de notificaciones puede ser un tanto complicada, requiere tiempo y en ocasiones conocimiento previo. Si no dispones de ambos, recurrir a un asesor fiscal especializado puede ser la solución más adecuada. Así te dejarás de preocuparte por posibles efectos legales derivados de un pequeño descuido.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.