Chat with us, powered by LiveChat Régimen de Estimación Directa Normal - FINUTIVE

Régimen de Estimación Directa Normal

El Régimen de Estimación Directa Normal es una manera de tributar el IRPF aplicable a todo contribuyente cuyos ingresos superasen los 600.000€ anuales durante el último periodo anual.

Estimación Directa Normal - Finutive

Para que no nos quede ninguna duda relacionada con el IRPF, toca echar un vistazo a las diferentes formas de tributar que podemos encontrar, en especial el Régimen de Estimación Directa Normal.

 

¿Qué es exactamente el Régimen de Estimación Directa?

Bien, aclaremos conceptos. El tema de los regímenes de estimación se reduce a que al darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos debes establecer cómo calcularás tu tributación del IRPF. Para ello debes escoger entre una de las modalidades de estimación disponibles.

 

¿Qué tipos de estimaciones podemos encontrar?

Como autónomo, podrás tributar de tres maneras diferentes:

  • Régimen de Estimación Directa Normal
  • Régimen de Estimación Directa Simplificada
  • Régimen de Estimación Objetiva o por Módulos

Dependiendo del tipo de actividad que realices, los ingresos anuales que tengas y otras características relevantes tendrás acceso a un régimen u otro.

 

¿Quién tributa por Estimación Directa Normal?

Este es el tipo de estimación general. Es decir, por defecto, y a no ser que cumplas las características especiales que te hacen tributar por algún otro régimen, tendrás que ceñirte a las normas de este.

La regla general para su aplicación es que la cifra conjunta de actividades (ingresos o rendimiento neto) que hayas obtenido el año anterior supere los 600.000€.

 

¿Cómo se calcula el rendimiento neto?

¿Tienes un poco más claro en qué consiste este tipo de estimación? Pues bien, vamos al siguiente paso. El rendimiento neto se va a calcular siguiendo la normativa del impuesto de Sociedades, que estipula lo siguiente:

 

Rendimiento = ingresos computables – gastos deducibles

Aquí, los ingresos computables hacen referencia a todos los ingresos íntegros provenientes de las ventas y prestación de servicios relacionados a la actividad económica que realizas. A su vez, los gastos deducibles también son todos los que están relacionados con la actividad económica.

 

¿Cómo se calcula la cantidad del pago fraccionado?

Para pagar el IRPF trimestralmente, hay que hallar la cuantía a la que este asciende. La fórmula es fácil, simplemente tendremos que hallar el 20% del rendimiento neto obtenido entre el principio del año y el último día del trimestre, y restarle a esto el pago fraccionado de los trimestres anteriores y las retenciones que hemos soportado. De forma simplificada:

 

Pago fraccionado = 0,20 * (Rendimiento neto) – pagos fraccionados de trimestres anteriores –  retenciones soportadas durante en año

Deberás escoger el régimen por el que vas a tributar el IRPF mediante el modelo 036, y más adelante presentarlo mediante el modelo 130 del IRPF.

 

¿He oído reducción?

Sí, has oído bien. Si te diste de alta como autónomo a partir del comienzo del 2013 y tributas actualmente en el régimen de estimación directa tendrás acceso a una reducción del 20% en el rendimiento neto positivo durante dos periodos impositivos.

 

La tramitación de impuestos, así como trabajar por cuenta propia y empezar una empresa no es fácil, por lo que si estás dando tus primeros pasos, contar con la ayuda de un asesor puede serte de gran ayuda. Deja que te ayudemos a establecer tu negocio y llevarlo a lo más alto de la mano de profesionales.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.