Chat with us, powered by LiveChat ¿Cómo calcular el IRPF de la nómina?

¿Cómo calcular el IRPF de la nómina?

En cada nómina debemos producir retenciones sobre el  sueldo de nuestros trabajadores para abonar por ellos el impuesto sobre su salario en la liquidación de IRPF.

Por ponerlo de forma simple, este impuesto lo retiene nuestra empresa mensualmente y lo paga a Hacienda trimestralmente. La gran pregunta, sobre todo entre emprendedores es: ¿Cómo se calcula el IRPF?

El IRPF es el impuesto sobre personas físicas aplicable, entre otros, a las nóminas de trabajadores residentes en España. Es uno de los más relevantes para la Agencia Tributaria en España ya que sus valores en conjunto son muy elevados. Esta cuantía la utiliza el gobierno para financiarse, y a su vez asegurarse de que pagamos parte de lo que nos corresponde mediante este “adelanto”.

Estas retenciones mensuales se intentan aproximar a lo que deberán pagar en su declaración de la renta. Debemos ingresarlas trimestralmente en hacienda al nombre del trabajador. Más tarde, cuando el trabajador haga su declaración de la renta estas retenciones se comparan con la cantidad final a pagar. Si hay un margen “saldrá a pagar” o “saldrá a devolver”. Es decir, o bien tenemos que pagar más de lo que hemos pagado, o nos tienen que devolver parte de lo que hemos aportado.

Este impuesto tiene varios factores que hay que tener en cuenta para su cálculo. Hay que destacar entre ellos el importe de la nómina, el cual es progresivo. Es decir, aumenta el porcentaje de IRPF a ser retenido cuando aumenta la nómina. Este factor agrava la cantidad a pagar mientras otras circunstancias la reducen. Entre estas podemos encontrar, el número de hijos, donativos a ONGs, etc.

Otra pregunta bastante recurrente es la de cómo calcular el porcentaje de IRPF sobre nuestra nómina. La variación de la retención más relevante parte del importe del sueldo bruto, representado en la siguiente tabla:

Desde Hasta Tipo
0 euros 12.450 euros       19,00%  
12.450,01 euros 20.200 euros 24,00%
20.200,01 euros      35.200 euros 30,00%
35.200,01 euros 60.000 euros 37,00%
60.000,01 euros 45,00%

 

¿Qué dos tipos de IRPF hay?

  •         Tipo marginal del IRPF. Para entender este concepto no hay nada mejor que un ejemplo. Supongamos que Antonio gana 30.330€ al año. El porcentaje que se le aplicará a su nómina NO será del 30%, si no que se dividirá en tramos. A los primeros 12.4450€ se les aplicará un porcentaje del 19,00%. La diferencia entre los 12.450€ y los 20.200€, es decir, 7.750€, tendrán un porcentaje del 24,00%. Por último, a los 10.130€ restantes se les aplicará un 30,00%.  
  •        Tipo efectivo del IRPF. Es el porcentaje que realmente pagamos. Procede del cálculo del tipo porcentual ponderado de lo que debemos pagar por cada tramo. Si seguimos con el ejemplo anterior, el tipo efectivo sería la media de los porcentajes empleados.

 

¿Cómo calcular el IRPF?

Por cada sueldo bruto retendremos mensualmente una cantidad porcentual aplicable según el tramo de salario en el que se encuentre el trabajador, además de otras complejas variables sobre su situación. Es decir, durante el año retendremos para la declaración de la renta los porcentajes de IRPF asignados a las nóminas. Aún así, existen 3 elementos a declarar a final de año que cuadrarán el calculo final del IRPF:

  1. Rendimientos: Pueden ser rendimientos de capital mobiliario o capital inmobiliario, y reflejan los rendimientos del trabajo obtenidos por cuenta ajena o propia en base a estos tipos de capital.
  2. Ganancias o pérdidas patrimoniales: Reflejan sobre todo variaciones en la composición del patrimonio.
  3. Imputaciones de renta: Representan las rentas que se deberían de haber obtenido en forma monetaria y no lo han hecho.

IRPF Finutive

Si este contenido te parece interesante pero ahora no puedes terminarlo, apúntate en un segundo a nuestro curso gratuito de finanzas empresariales y aprende todo a tu ritmo.

Al sueldo bruto le corresponderá ser sustraído el IRPF resultante de los cálculos anteriores. También debemos tener en cuenta la Seguridad Social a cargo del empleado. La cantidad sustraída será la que transfiramos a nuestro trabajador en concepto de nómina neteada. Lo que hayamos sustraído será las retenciones que después nos pedirá Hacienda.

IRPF para autónomos

En el caso de los autónomos, la cosa se complica. Cuando trabajamos por cuenta ajena, nos podemos ceñir a la tabla de porcentajes para calcular el IRPF, por el contrario, no se puede hacer lo mismo si eres autónomo. Para estos trabajadores, el carácter de los clientes varían constantemente. Por ello se han establecido unos porcentajes fijos en base al tipo de trabajo realizado. La retención general es del 15%, y se aplica directamente a las facturas del autónomo. Dentro de este porcentaje encontramos a los autónomos profesionales.

El proceso del cálculo de IRPF no es de los más divertidos. Requiere tiempo y conocimientos, aún así, si dispones de tiempo y ganas puedes hacerlo tú mismo. Por otro lado, es muy recomendable delegar esta compleja tarea en una asesoría laboral. Sobre todo si no disponemos de los conocimientos necesarios ni del tiempo requerido. Esto se debe a la importancia de su correcta realización y su grado de dificultad. Por el contrario, si quieres calcular alguna retención puntualmente o te interesa saber cómo funciona lo primero que tienes que saber es qué tipo impositivo debes aplicar según el tipo de contrario.

El siguiente paso es saber cuánto debes retener por mes según el sueldo anual bruto. Debemos aplicar los porcentajes por tramos. La cantidad mensual a retener debe partir de la suma de todos los tramos.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.