Chat with us, powered by LiveChat Capitalizar el Paro para darse de alta como Autónomo - FINUTIVE

Capitalizar el Paro para darse de alta como Autónomo

Capitalizar el Paro es una posibilidad que nos ofrece la Seguridad Social. Esta implica que podamos cobrar el total de los pagos a los que tenemos derecho de paro, en un solo pago. Y no solamente eso, sino que lo haremos de manera adelantada al principio del periodo.Capitalizar el Paro para darte de alta como Autónomo - Finitive

Como ya todos sabemos, nuestro país cuenta con unos índices de paro muy elevados. Son tales las cantidades que estamos en la cabeza de Europa, solamente superados por nuestros vecinos los griegos. Hablamos de que a mayo de 2019 en España el nº de parados sobrepasa los 3.300.000 personas. Teniendo en cuenta esta elevada cantidad, es lógico que muchos de ellos piensen en capitalizar el paro. No se trata de un trámite difícil, pero sí que implica gran cantidad de aspectos que tenemos que tener en cuenta. A causa de todas estas cuestiones que debemos controlar, a veces puede convertirse en algo complejo. Por ello, si sigues nuestras indicaciones al pie de la letra y todo irá sobre ruedas.

 

Esta medida que ofrece la posibilidad de capitalizar el paro, fue introducida por el Gobierno con un objetivo muy claro. El mismo es el de ofrecer a los parados una alternativa al hecho de la búsqueda de empleo por cuenta ajena. Con el acceso a esta, se abre la posibilidad de que muchos puedan crear su propio empleo, dándose de alta como autónomos o creando una empresa.

 

¿Qué es la capitalización del paro?

Puede que previamente ya tengamos una idea sobre lo que es, o en cambio con esta introducción ya te hayas hecho una idea. Aún así, antes de comenzar a hablar de requisitos, plazos, documentación, etc. es importante que definamos el concepto adecuadamente.

 

Pues bien, la Capitalización del Paro es también conocido con el Pago Único. El mismo es una alternativa que nos ofrece la Seguridad Social ante la forma convencional de cobrar el paro. En lugar de cobrarlo de manera mensual con cuotas divididas como si fuesen un salario, se hará lo siguiente:

– Acumular el total de las cuotas pendientes de recibir y cobrarlas en un solo pago de manera previa al inicio del periodo.

– Acumular parte de la cuotas pendientes (mínimo 3 para el paro convencional y 6 para los que cotizan por cese de actividad). Este importe cobrarlo de golpe y dejar el resto para el pago de las cuotas de cotización a la Seguridad Social.

– Destinar el total del importe de las cuotas al pago de las cotizaciones mensuales a la Seguridad Social.

 

¿Quién puede pedir la capitalización del paro?

La opción de capitalizar el paro no es accesible en cualquier tipo de caso, por lo que el Servicio Público de Empleo Estatal o SEPE lo ofrece a los siguientes colectivos:

– Personas interesadas en iniciar una actividad profesional bajo el amparo jurídico de la figura del trabajador por cuenta propia o autónomo. No hay que olvidar que de este apartado quedan excluídos los llamados “autónomos dependientes”. Para los que no sepan lo que esto significa, vamos a verlo a continuación. Son personas que tras iniciar su actividad como autónomos, formalizan vínculos contractuales con empresas con las que ya trabajaron. No solo quedan vetadas empresas con las que trabajaron directamente, sino también las pertenecientes al mismo grupo empresarial. Por tanto, si tu jefe te propone esta opción con el objetivo de ahorrarse costes, no debes aceptar pues “el tiro te saldrá por la culata”.

– Individuos que quieran bien constituir o bien empezar a formar parte de las ya constituidas sociedades laborales o cooperativas de trabajo. En caso de que ya estén constituidas, no tiene importancia si ya se han mantenido vínculos laborales/contractuales con las mismas.

– Los interesados en crear sociedades mercantiles de nueva constitución. Aparte de los que deseen empezar a formar parte de sociedades mercantiles ya constituidas. En estas últimas el requisito es que tengan una antigüedad inferior a 12 meses. En caso de que se hayan constituido hace más de 1 año, no podrán optar a capitalizar el paro. Además de ello, tendrán que poseer el control efectivo de la sociedad. Al igual que desempeñar una actividad empresarial en la misma y darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o RETA.

 

*Independientemente de la opción que elijas, tienes que tener en cuenta que un requisito esencial es el siguiente. No haber solicitado la capitalización del paro o pago único en los últimos cuatro años. Así que si no es la primera vez que optas a esta oportunidad, tienes que tener en cuenta este plazo.

 

Finalizando con dicho apartado, tenemos que indicar que este artículo estará más enfocado hacia los autónomos que a la creación de empresas. Por lo que tienes que tener en cuenta que los autónomos tienen requisitos y características diferentes a las empresas. Si a tí te interesa más la constitución de una sociedad, te recomendamos que acudas a este otro artículo sobre el pago único de los empresarios.

 

Tener derecho a cobrar el paro

Puede parecerte algo lógico, pero es el principal requisito para optar a capitalizar el paro. Que realmente tengamos derecho a cobrar el paro, y para ello tienen que confluir una serie de situaciones, estas son:

– Que exista efectivamente un despido por parte del empresario hacia el trabajador. En cambio, si se trata de una renuncia voluntaria del puesto de trabajo por parte del trabajador, no se generará ningún derecho a paro. Por otra parte, no tenemos que olvidar lo referente a los “despidos pactados”. Son situaciones que escapan de manera total de la legalidad vigente. Así que en caso de que ocurran, las sanciones que puede imponer la Seguridad Social son cuantiosas. Además de que estas afectan tanto al empresario como al trabajador.

– Tiene que existir una pérdida total o parcial del empleo. En caso de que se trate de una pérdida parcial, la misma tiene que ser al menos del 50% en cuanto a jornada y sueldo.

– Es necesario que podamos justificar que estamos en situación de una búsqueda activa de empleo. Este es un requisito fácil de cumplir, pues bastará con que nos inscribamos como demandantes de empleo. De esta labor se encargan las oficinas autonómicas correspondientes. Por ejemplo, en caso de que residas en la C. de Madrid, puedes optar a dicho trámite tanto de manera presencial como de forma telemática. Con esta última opción lo que conseguirás es un ahorro de tiempo, que puedes emplear en otros trámites más complejos.

– Obviamente, cuando optamos a una prestación contributiva que ofrece la Seguridad Social, tenemos que estar dados de alta. Esta situación de alta debe darse en el momento de la pérdida de empleo, y en un régimen que contempla esta prestación.

– Aparte de que estemos dados de alta, también debe ocurrir lo siguiente. Que hayamos cotizado durante al menos 360 días. No necesariamente debe ser un periodo continuo, pero sí que haya ocurrido durante los últimos 6 años.

– Por último, es requisito imprescindible que nos encontremos en edad legal para trabajar. Esto significa que no hayamos llegado a la edad de jubilación.

 

Cálculo del importe del paro. ¿Cuánto cobraremos al capitalizar el paro?

Este es un apartado importante, pues lo normal si estamos leyendo este artículo es que hayamos cumplido los requisitos mencionados. En caso afirmativo, estaremos ante la posibilidad de capitalizar el paro. Y obviamente, un aspecto crucial es la cantidad que vamos a cobrar en concepto de pago único. ¿Crees que al optar a capitalizar el paro estás cobrando menos de lo que cobrarías por la manera tradicional? Veremos a continuación que este pensamiento es totalmente erróneo.

Esto es así, porque con el pago único lo que se pretende es la acumulación del total de los pagos pendientes en uno solo. A dicho importe, solamente se le deberá minorar la cantidad correspondiente al interés legal del dinero. Esta actualización tiene su razón de ser en que estamos cobrando un dinero de forma adelantada, en lugar de esperar al momento programado. Sería lo equivalente (guardando las diferencias) al descuento de un pagaré para obtener liquidez. Como en dicho caso, la cantidad se actualiza según un tipo de interés, que en este caso fija el Banco de España.

La ventaja de capitalizar el paro es la liquidez instantánea de dicha suma, la cual podemos destinar a multitud de finalidades con las que iniciar un negocio.

 

De todas maneras, si esta explicación no ha sido suficientemente clara, no te preocupes. Pues a continuación expondremos un par de ejemplos con los que deberías solucionar todas tus dudas al respecto.

 

En primer lugar, nuestro sujeto ficticio será Juan Manuel. Ha sido despedido el día 15 de Mayo de este año. El mismo presenta las siguientes características:

 

– Ya ha disfrutado del paro durante 4 meses hace 4 años.

– Ha estado cotizando a la Seguridad Social durante un periodo de 4 años y medio en los últimos 6 años.

– Ha estado trabajando en más de una empresa durante ese periodo de cotización señalado.

– En alguna de dichas empresas ha tenido un contrato laboral a tiempo parcial.

– Es soltero y tiene 1 hijo menore de 26 años a su cargo.

– Su base de cotización es de 1100€.

 

A Francisco le correspondería una cuota bruta de paro de 770€ mensuales durante los 6 primeros meses, y una cuota bruta de paro de 550€ durante el resto del periodo. El periodo total al que tiene derecho de paro es de 16 meses. A estas cuantías brutas deberemos restarles una cifra de 51,7€ en concepto de cotización a la Seguridad Social. Por tanto nos quedaríamos con 718,63€ durante 6 meses y con 498,3€ durante los 10 restantes.

 

A la hora de calcular el montante total debemos hacer la siguiente cuenta: (718,3×6)+(498,3×10)=9.292,8‬€

 

Pero esta no sería la cantidad a percibir, pues si recordamos, debemos actualizar esa cifra según el interés legal del dinero. Dicho interés lo fija el Banco de España en el 2019 en un 3%. Por lo tanto, una vez hecha la actualización a Juan Manuel le quedaría una cantidad íntegra a percibir en concepto de la capitalización del paro de 8.916,1€.

 

En segundo lugar, nuestro sujeto ficticio será María Jesús. Ha sido despedida por la misma empresa y el mismo día que Juan Manuel, pero ella presenta otro tipo de características que son:

 

– No ha disfrutado de paro en los últimos 6 años.

– Ha estado cotizando a la Seguridad Social durante un periodo de 6 en los últimos 6 años.

– Ha estado trabajando en la misma empresa durante ese periodo de cotización señalado.

– Su contrato ha sido a jornada completa.

– Está casada y tiene 3 hijos menores de 26 años a su cargo.

– Su base de cotización es de 2000€.

 

Por no ser redundantes con los cálculos, obtenemos un importe total de 16.896‬€. Dicho importe una vez actualizado según el interés legal del dinero, consistirá en un montante de 15.926,1€. Esta será la cantidad que percibirá María Jesús en concepto de capitalización del paro. Esto siempre y cuando opte por el pago único de la misma.

 

Desde el equipo de Finutive, nos ponemos a tu disposición para que, en caso que concurran los requisitos para optar por esta modalidad, realizar el estudio personalizado a tu caso concreto, facilitándote el importe de capitalización de desempleo que te corresponde. De igual forma, en caso que optases por esta modalidad una vez trasladado el estudio, podemos realizar la labor de asesoramiento por nuestro equipo jurídico para su obtención.

 

¿Qué posibilidades tiene una persona que capitaliza el paro para darse de alta como autónomo?

Bien, en primer lugar hemos explicado los requisitos a cumplir. Luego las sumas aproximadas a las que puedes optar, según tu caso personal. Pues ahora es el momento de hablar de las distintas posibilidades a las que puedes optar como autónomo que capitaliza el paro.

– En primer lugar, hay una opción muy interesante que se plantea a este tipo de trabajadores. Consiste en optar al pago único o capitalización del paro, para destinar la totalidad del importe en sufragar las cuotas de cotización de la Seguridad Social. Decimos que se trata de una opción interesante por lo siguiente. Aunque no recibamos una cantidad cuantiosa que nos ayude a empezar el negocio, el hecho de no pagar la cotización a la Seguridad Social durante unos meses, aliviará mucho nuestra carga de gastos.

– Por otro lado, puede que el negocio que queramos empezar requiera una inversión inicial elevada. En este caso, nos conviene más optar al pago único como lo que es. Un pago real y efectivo que nos proporcionará esa liquidez extra que nos ayudará a arrancar.

– En tercer lugar, puede que estés pensando que ninguna de las dos opciones te convence del todo. No te preocupes, puedes adaptar el pago único a tus necesidades. Por tanto, también cabe la posibilidad de gestionarlo de manera mixta. Esto es, acumular una parte de las cuotas en concepto de cobro dinerario. Mientras que otra parte de estas, puedes destinarlo a sufragar las cuotas de cotización durante unos cuantos meses. Así que como puedes ver, las opciones que se te ofrecen son numerosas.

 

*Por último, y aunque no se trate de la capitalización del paro como tal, es importante señalar una opción más. Consideramos que es relevante en este apartado, pues hay muchas personas que desconocen esta opción. Se trata de la posibilidad de cobrar el paro siendo autónomo, al mismo tiempo. Si, como lo lees, esto es posible desde hace ya unos cuantos años y es una alternativa muy recomendable en algunas situaciones. Además, esta es una medida a la que podrás acogerte por un plazo máximo de 270 días, o lo que es lo mismo, 9 meses. Como es de esperar, para poder acceder a esta medida, debes cumplir una serie de requisitos. Como pueden ser:

– Solicitarlo en el plazo de 15 días tras el inicio de la actividad como autónomo.

– Que tu último trabajo haya sido desempeñado por cuenta ajena.

– No debes haberte acogido a esta medida ya ni a la opción de capitalizar el paro en los últimos dos años.

– Tampoco está pensada para los autónomos dependientes, los que siguen vinculados a su anterior empresa o a una del grupo.

 

¿Cómo puedo justificar la inversión?

Una vez que has decidido optar al pago único y piensas realizar la inversión, un requisito esencial es poder justificar la misma. ¿Por qué ocurre esto? Por la sencilla razón de que si no justificamos correctamente los gastos, lo más probable es que nos denieguen la solicitud a capitalizar el paro. En ese momento, estaremos en un serio problema, pues ante la negativa, lo más probable es que las escasez de liquidez nos sumerja en las deudas.

Por tanto, y como veremos más adelante en la documentación a aportar, uno de los principales documentos es la memoria del proyecto. En esa memoria, donde se detallen las características de nuestro negocio, deberemos adjuntar las facturas a las que hemos hecho frente. Es importante que la fecha de las facturas sea posterior a la fecha de la presentación de la solicitud del pago único. Por tanto, cualquier factura con fecha anterior a la misma, no podrá ser incluida en la memoria . Así que es un gasto que no contará como inversión a cubrir por el pago. También existe la posibilidad de que esta justificación sea llevada a cabo a través de facturas proforma, si todavía no se ha realizado la transacción.

En cualquier caso, dichas facturas proforma deberán ser respaldadas en la posterioridad con las facturas finales. Además, estas facturas no pueden ser para cualquier tipo de bienes o servicios, sino que deben ser acordes a la actividad y a lo planificado en la memoria. Todo lo que se escape de dicho ámbito, puede causar que nuestro proyecto sea rechazado. Como recomendación, es beneficioso para nosotros que las facturas tengan el sello de pagadas. Al igual que el medio es preferible que sea bancario y no en metálico, pues será una prueba más de nuestro buen obrar.

 

Los pasos que debemos seguir para capitalizar el paro

Antes de entrar en detalle con los pasos a seguir, vamos a detenernos un momento en la solicitud para capitalizar el paro, pues es un documento importante.

Ya que lo primero que deberemos hacer es presentar la solicitud para capitalizar el paro.

¿Dónde se presenta la solicitud y qué documentación hace falta?

Tenemos que saber que tanto el modo como el lugar en el que haremos la solicitud es algo importante, y para ello se nos abren varias opciones.

Como puedes imaginar, tienes la opción convencional de realizar el trámite de manera presencial. Para ello bastará con pedir cita en cualquiera de las oficinas de presentación de la TGSS o de registro público. En segundo lugar, si preferimos ahorrar tiempo y destinarlo a lo que realmente importa, que es trabajar en nuestra actividad. En ese caso tenemos la opción telemática, para la misma solamente deberemos entrar en la Sede Electrónica del SEPE y seguir los pasos. Si ninguna de estas nos convence y así lo preferimos, también podemos tramitarlo a través de correo administrativo.

 

Algo crucial y que determinará en primer lugar la aceptación o denegación de la solicitud será la fecha de solicitud. Esta fecha deberá ser en cualquier caso anterior a la fecha del inicio de actividad como trabajador por cuenta propia o autónomo. Si la misma es posterior, no podremos solicitar la capitalización del paro.

 

Por otro lado, puede que hayamos iniciado un procedimiento judicial laboral al no estar de acuerdo con nuestro despido. En dicha situación, no tendremos opción de presentar la solicitud hasta que dicho proceso haya tenido fin.

 

Pasando ya a otro tema, vamos a ver cuáles son los documentos que tendremos que adjuntar en esta presentación. Los mismos serán:

– En primer lugar, y siendo obvio, tendremos que presentar el impreso oficial de solicitud de pago único para capitalizar el paro.

– Un documento que acredite la identidad del solicitante. Este puede ser el DNI o NIE y Pasaporte en caso de extranjeros.

– Otro documento que pueda justificar el despido. Este podría ser la carta de despido, además de ella, suele ser un justificante fantástico si aportamos una copia del expediente del SMAC o Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación. Este justificante solo podremos aportarlo en caso de que hayamos acudido al mismo con la finalidad de reclamar nuestro despido.

– Tendremos que acreditar de la titularidad de la cuenta bancaria en la que queremos que nos hagan el ingreso. Dicha acreditación se hará a través de un recibo nuestro en la cuenta.

– Otro de los documentos más importantes, y que ya hemos mencionado anteriormente es la Memoria Explicativa del proyecto. En la misma deberemos recoger en resumidas cuentas nuestro proyecto de negocio. Además debemos incluir cualquier documento que nos ayude a justificarlo. Esto tiene su fundamentación en que se pueda estudiar si la actividad que plantemos tiene alguna posibilidad de éxito. Pues no serán aceptadas solicitudes que carezcan de dicha memoria, que tenga una calidad pésima o que contengan proyectos irreales desde el punto de vista económico. Dicho documento será obligatorio en todos los casos de solicitud de capitalizar el paro. Únicamente estaremos exentos de su realización y presentación si solicitamos el importe íntegro para la compensación de cuotas.

 

¿Qué pasos debemos seguir a la hora de solicitar el pago único?

A continuación veremos, de manera detallada, cuáles son los pasos a seguir, de forma ordenada, si queremos capitalizar el paro.

  1. Como imaginarás, lo principal es que nos hayan despedido previamente. Pues si se trata de una baja voluntaria, recordamos que no tienes derecho a paro.
  2. A partir de ese momento, es necesario que nos inscribamos como demandantes de empleo. Eso justificará que estamos en aptitud y actitud activa de trabajar.
  3. Una vez hecho lo anterior, llega el momento de presentar la solicitud de capitalizar el paro. Esto es algo que acabamos de explicar en profundidad en el apartado anterior.
  4. Una vez que hemos presentado la solicitud, se abren dos posibilidades de actuación ante nosotros. Las mismas dependerán de dos factores principalmente. Por un lado la urgencia que tenemos por iniciar nuestra actividad, y por otro lado la liquidez de la que disponemos en ese momento.

 

La primera opción ya que no se suele disponer de mucho efectivo y la urgencia es siempre relativa. En dicho caso no hay más remedio que esperar a la Seguridad Social, para que resuelva nuestra solicitud. Para este trámite no existe un plazo máximo fijado. De todos modos lo habitual es que se tarde alrededor de unas dos semanas. Esta resolución la recibiremos por vía postal en nuestro domicilio. Una vez que recibamos la carta, en la misma se indicará la aceptación o no del proyecto. Aparte de ello, es normal que se solicite algún tipo de información y documentación adicional, para justificar el proyecto. Si han aceptado nuestra solicitud, ¿cuánto tiempo tardarán en pagarnos la capitalización del paro? Para este otro trámite sí que existe un plazo establecido. El mismo está limitado en un máximo de 40 días, desde la emisión de la resolución del pago único.

 

En segundo lugar, si por el contrario nuestra urgencia por el inicio de la actividad es elevada y podemos financiarlo, no hay nada que nos lo impide. Por lo tanto, en este caso, una vez presentada la solicitud pasaremos directamente al paso siguiente. El riesgo que esto conlleva es la posibilidad de que nuestra solicitud sea denegada. En dicho caso, deberemos hacer frente personalmente de la totalidad de los gastos. No disponiendo de ese dinero adicional con el que en principio contábamos del pago único del paro.

  1. Ahora, lo último que te quedaría es iniciar la actividad como trabajador por cuenta propia o autónomo. Para ello lo que deberás hacer es darte de alta en el Régimen Especial para Trabajadores Autónomos o RETA, de la Seguridad Social. Para ello debes saber que nosotros somos una empresa especializada en la asesoría de trabajadores autónomos. Esto es una posibilidad que ofrece el Ministerio de Economía, Industria y Turismo al habilitar a una serie asesorías como Puntos de Atención al Emprendedor o PAE. Estas trabajan a través de una plataforma denominada CIRCE, a través de la cual se lleva a cabo el Documento Único Electrónico. La ventaja de ello es que todos los trámites se unifican en uno solo y se realizan de manera telemática. Con ello se consigue un enorme ahorro, no solo de tiempo, sino de costes.

 

¿Cómo se justifica la inversión del pago único?

Tras haber presentado la solicitud y que nos hayan concedido la misma, habremos recibido el pago y destinado a algún tipo de inversión. Una vez finalizados todos estos trámites, lo que deberemos es poder justificar que la inversión se realizó conforme a la Memoria Explicativa. ¿Cómo podremos efectivamente justificar estos gastos? No te preocupes, a continuación te daremos las pistas. Antes de ello, brevemente te recordamos que la Seguridad Social permite lo siguiente:

– Destinar hasta el 15% del dinero para pagar servicios específicos de asesoramiento, formación e información relacionados con la actividad a emprender.

Vamos a ver cuáles son estos documentos que se nos pueden exigir en la carta de concesión para justificar la inversión. Los mismos, pueden variar en función de las características y del caso concreto, pero generalmente suelen ser:

– Justificante del alta en la Seguridad Social como trabajador por cuenta propia o autónomo.

– Justificante del alta en la Agencia Tributaria, el mismo lo obtendremos presentando la copia del Modelo 036.

– Documento acreditativo del pago de la primera cuota de cotización a la Seguridad Social.

– Todas las facturas finales que justifiquen las emitidas previamente como facturas proforma.

– Cualquier otra documentación que esté relacionada con nuestra actividad como trabajadores autónomos. Por lo tanto no te deshagas de ningún tipo de documento y guarda bien todo de manera organizada. Nunca sabes cuándo podrán hacerte falta y en caso de no disponer de los mismos, las cosas se complicarán innecesariamente.

 

¿Cómo tributan las cantidades obtenidas en concepto de pago único?

Sobre este tema hay muchas teorías y opiniones, siendo la mayoría de estas falsas o incorrectas. Lo que debemos tener claro es que según la legislación actual, el 100% del importe que hemos obtenido en concepto de pago único, está exento de tributación por el IRPF. Como es de esperar, dicha exención no tiene un carácter incondicional. Pues para que podamos acogernos a la misma, tendremos que mantener la actividad empresarial durante un periodo mínimo de 5 años.

 

¿Y si mi negocio fracasa debo devolver el dinero del pago único?

A consecuencia de la época en la que estamos, siendo tiempos difíciles para los emprendedores, es normal preguntarse esto. Pues no es fácil empezar un negocio o una actividad empresarial y que el mismo triunfe. Dicho esto, tenemos que recordar que tampoco es una tarea imposible. Muchos de nuestros clientes gozan de éxito y prosperidad económica.

Por lo tanto, volviendo a la pregunta realizada, la respuesta es negativa. Aunque nuestra actividad no llegue a buen puerto, no tendremos por qué devolver las cantidades del pago único. No obstante, esto tampoco es así para todos los casos. Pues para no tener que hacer frente a dicha responsabilidad, tendremos que poder justificar que la inversión se realizó correctamente. En caso de que no fuese así tendremos que devolver las cantidades recibidas e incluso podremos enfrentarnos a una sanción.

Por otro lado, en cuanto a la exención de la tributación hay que tener en cuenta lo siguiente. Puede que tengamos que concluir nuestra actividad como autónomos antes de que haya pasado el plazo mínimo de 5 años. En dicha situación, en dicha situación no habrá más remedio que tributar por las cantidades correspondientes a estos periodos.

 

Si has llegado hasta aquí, no debería quedarte ningún tipo de duda acerca de cómo capitalizar el paro. Además no debes perderte el próximo artículo que estará enfocado a capitalizar el paro para iniciar una actividad como autónomo. Si no tienes claro qué es lo que más te conviene y los pasos que tienes que dar, contar con una  asesoría laboral puede ser la solución ideal. Desde Finutive damos este completo servicio de asesoría a un precio inmejorable, disponiendo de la mejor herramienta para tus finanzas, flujo de caja y bancos.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.