Chat with us, powered by LiveChat ¿Cuándo se considera un despido improcedente?

¿Cuándo se considera un despido improcedente?

Un despido improcedente es aquel que no está respaldado o justificado por la ley. Es decir, como su nombre indica, es un despido que no procede dado el rendimiento y el comportamiento del trabajador dentro de la empresa.

Despido improcedente - Finutive

¿Cómo se sabe si un despido es procedente o no y quién lo decide?

Para que un despido sea procedente tiene que estar apoyado por la ley. Esto engloba el incumplimiento de los horarios de trabajo, la falta de aptitud para realizar su tarea, un bajo rendimiento, etc. Estas causas justifican un despido, y por lo tanto no vienen ligadas a las indemnizaciones que acarrea un despido improcedente.

En cualquiera de los casos, la decisión recae sobre las manos de un juez, que es quien decidirá si el despido es improcedente, nulo o procedente. Antes de dejar que llegue a un juez, es recomendable que el trabajador y la empresa intenten llegar a un acuerdo mediante un acto de conciliación. Este acto es de carácter obligatorio en estos casos, a no ser que el trabajador quiera demandar a un organismo público o cuando hay un listado de reclamaciones.

Cabe también repasar la naturaleza de un despido nulo. Este es el que basa el despido en conductas prohibidas por la Constitución Española, o que viola los derechos fundamentales del trabajador.

 

¿Qué pasa cuando un despido se declara improcedente?

Como empresa, si despides a un trabajador de manera improcedente existen dos vías de actuación entre las que podrás elegir:

  1. En primer lugar puedes readmitir al trabajador en su puesto de trabajo anterior.
  2. La segunda opción es el pago de una indemnización. Esta será de 45 días de salario por año de servicio si el trabajador comenzó a trabajar antes del 12 de Febrero 2012. Si por el contrario el trabajador empezó después de dicha fecha, la indemnización será de 33 días de salario por año de servicio.

Como empresario tienes un máximo de 5 días para decidir entre una de las dos opciones: readmisión o indemnización.

 

En todo lo que concierne la gestión de los pagos de la Seguridad Social, te recomendamos que te apoyes en una asesoría laboral, ya que puede que haya conocimientos que se escapen de tu materia o que no dispongas del tiempo que conlleva. Desde Finutive damos este completo servicio de asesoría a un precio inmejorable, disponiendo de la mejor herramienta para tus finanzas, flujo de caja y bancos.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.