Chat with us, powered by LiveChat ¿Cuándo tiene lugar un despido por causas objetivas?

¿Cuándo tiene lugar un despido por causas objetivas?

Un despido por causas objetivas es aquel en el cual el despido está directamente relacionado con el funcionamiento de la empresa. Está reflejado en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores.

Despido causas objetivas-Finutive

Existen numerosos tipos de despidos, cada uno con características diferentes. En el Diccionario Finutive ya hemos visto unos cuantos, como el despido improcedente. Hoy volvemos con uno nuevo: el despido por causas objetivas.

 

¿Cuándo nos encontramos con un despido por causas objetivas?

Como hemos establecido anteriormente, en el despido por causas objetivas el funcionamiento de la empresa es la principal motivación de despido. Existen diferentes causas reflejadas en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores.

 

¿Cuáles son las causas objetivas?
  • Ineptitud del trabajador: Se basa simplemente en la incompetencia del empleado para realizar el trabajo que se le ha asignado.
  • Falta de adaptación del trabajador: Conforme la empresa avanza y evoluciona, muchos trabajadores encuentran dificultades para adaptarse. Esto deriva en una disminución de su productividad perjudicial para la empresa.
  • Faltas de asistencia al trabajo
  • Causas económicas: Si tienes resultados económicos negativos o prevees tenerlos, procede que despidas a ciertos trabajadores para hacer frente a esas pérdidas.
  • Razones técnicas: Si se modernizan o cambian las instalaciones de la empresa puede que el trabajo del empleado ya no sea necesario.
  • Razones organizativas: Es posible que siguiendo un cambio de método de trabajo el empleado no sea necesario.
  • Causas de producción: Como ocurre en muchas ocasiones, variaciones en la demanda de un producto hacen que la empresa produzca menos. Esto deriva en la necesidad de echar a ciertos trabajadores para sacar rentabilidad al producto.

 

¿Cuáles son las consecuencias para la empresa?

Si procedemos a despedir a un trabajador por causas objetivas, deberemos pagarle 20 días de salario por año de servicio, con un máximo de 1 año de salario.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la empresa deberá darle al trabajador un margen de 15 días. Es decir, deberás avisar al trabajador 15 días antes antes de que deje la empresa. En caso de no hacerlo, la empresa tendrá que ingresar un día de salario extra por cada uno de esos 15 días.

 

En todo lo que concierne la gestión de los pagos de la Seguridad Social, te recomendamos que te apoyes en una asesoría laboral, ya que puede que haya conocimientos que se escapen de tu materia o que no dispongas del tiempo que conlleva. Desde Finutive damos este completo servicio de asesoría a un precio inmejorable, disponiendo de la mejor herramienta para tus finanzas, flujo de caja y bancos.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.