Chat with us, powered by LiveChat Cómo contabilizar un leasing correctamente - FINUTIVE

Cómo contabilizar un leasing correctamente

En la entrada de hoy nos centramos en un tema contable bastante recurrente, y no demasiado intuitivo. ¿Intrigado por conocer cómo contabilizar un leasing correctamente? Tal y como verás a continuación es una tarea sencilla y que no debe asustarte lo más mínimo. ¿Preparado?

Cómo contabilizar un leasing correctamente - Finutive

El leasing

En primer lugar, para situarnos vamos a explicar qué es el leasing, también conocido como arrendamiento financiero. Este es una fórmula de financiación para empresas que no disponen de amplios recursos, o simplemente no quieren dedicar su liquidez a esa inversión. En este caso acuden a una sociedad financiera detallando el bien que desean. Esta sociedad adquiere dicho bien a un proveedor y lo hace en nombre propio. Una vez realizado este paso, la sociedad financiera cede o arrienda el uso y disfrute de ese bien. Este arrendamiento se suele formalizar a cambio de una cuota que bien será mensual o anual, y durante un plazo establecido.

Una vez vencido dicho plazo, el empresario tiene varias opciones disponibles. En primer lugar podrá renovar dicho contrato y seguir sus condiciones. En segundo lugar podrá finalizarlo y por tanto deberá devolver el bien a la sociedad financiera. Tanto en este caso como en el primero estamos ante un leasing operativo. En el último caso, puede optar por quedarse con el bien a cambio de pagar un precio prefijado que es el valor residual. Esto es el llamado leasing financiero.

 

Contabilizar el leasing operativo

Para contabilizar este tipo de leasing, lo haremos como si fuese un arrendamiento normal. Esto se debe a que no hay distinción entre la parte que corresponde al principal de la correspondiente a los gastos financieros. No haremos ningún reflejo a la firma del contrato como tal, y pasaremos directamente a las cuentas que se usan para contabilizar el pago de cada cuota y que son un gasto de alquiler. Es decir, 621 “Arrendamientos y cánones”. Dicho cargo se abonará con la correspondiente cuenta 410 “Acreedores”.

 

Contabilizar el leasing financiero

En este caso sí deberemos reflejar la firma del contrato en primer lugar. Por tanto eso lo haremos con la cuenta correspondiente del subgrupo 21 “Inmovilizados materiales”. En esta se cargará el valor de contado del bien en la cuenta 524 de acreedores por la deuda que vence a menos de un año. Al mismo tiempo, el importe de la deuda a largo plazo la incluiremos en la cuenta 174 “Acreedores por arrendamiento financiero a L/P”.

Mientras que por otro lado, para el pago de las cuotas se reflejará en la cuenta 524 la parte correspondiente al principal de la deuda. A su vez, la parte de los intereses irá en la cuenta 662 ”Intereses de deudas”, y por último se abonará el total pagado en la cuenta correspondiente de tesorería.

 

Contabilizar leasing en una microempresa

Si nuestro caso es el de una microempresa, aquí contabilizaremos la mayoría de casos de leasing como si del tipo operativo se tratase. A excepción de que pese sobre un terreno o elemento no amortizable y vayamos a ejercitar la opción de compra. En ese caso lo haríamos como si se tratara del tipo financiero .

 

Como has podido ver, no es una tarea para nada compleja. Si no tienes claro qué es lo que más te conviene y los pasos que tienes que dar, contar con una  asesoría laboral puede ser la solución ideal. Desde Finutive damos este completo servicio de asesoría a un precio inmejorable, disponiendo de la mejor herramienta para tus finanzas, flujo de caja y bancos.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.