Chat with us, powered by LiveChat ¿Cómo desarrollar un proyecto tecnológico con menos de 3000€?

#15 Curso de Finanzas - Sopinet : ¿Cómo desarrollar un proyecto tecnológico con menos de 3000€?

CursoFinanzasFinutive-ANEXOS-sopinet

Desarrollar un proyecto tecnológico con menos de 3000€ parece cosa de chiste, de explotar becarios y subcontratar programadores al peso. Nada más lejos de la realidad. Soy Fernando Hidalgo, tengo más de 15 años de experiencia en programación y en los últimos 5 años hemos desarrollado multitud de proyectos para Startups en fase Idea o MVP. Si algo hemos aprendido en este tiempo es cómo evitar derrochar recursos y dinero antes de tener claro que nuestra apuesta es segura.

 

Empecemos por el principio o la casa por el tejado

Históricamente, cuando uno quería construir una aplicación en la nube o tenía una magnífica idea, lo primero que hacía era, por este orden:

  • 1. Un plan de negocio
  • 2. Un análisis técnico
  • 3. Buscar financiación
  • 4. Desarrollar el producto
  • 5. Salir a venderlo

 

El problema es que, aún construyendo un producto pequeño y con las funcionalidades mínimas, al llegar a la última fase el presupuesto invertido podía llegar, mínimo, a los 20.000€. Desgraciadamente hemos visto muchos proyectos fracasar habiendo invertido al menos esa cantidad de recursos, proyectos de clientes y propios.

La idea general es: “Si los proyectos suelen fracasar en el paso 5, ¿por qué no llegar lo antes posible a esa etapa?”, ¿por qué no empezar la casa por el tejado?

Desde luego que la idea no es nuestra, metodologías como Lean Startup explican muy bien cómo validar un proyecto con diferentes experimentos: Entrevistas problema, Cortinas de humo, MVP… Aunque, desde luego, no es sencillo utilizar y entender bien esta metodología. Por eso, en este artículo me gustaría concentrar toda una batería de cosas imprescindibles que, juntas en un pack, podrían considerarse el primer paso ante cualquier proyecto que se quiera desarrollar.

 

El último paso “Salir a venderlo”

Como decíamos, el objetivo final de todo proyecto empresarial es vender, ingresar, aportar valor, podemos llamarlo de muchas formas. Entonces, ¿por qué no empezar directamente por ahí?

 

¿Qué cosas nos hacen falta para salir a vender algo?

  • Una imagen bonita, que aquello luzca bien.
  • Estar seguros de que tenemos (o podemos tener) lo que estás vendiendo.
  • Ir al “lugar” donde estén nuestros posibles compradores.
  • Intentar conseguir algún tipo de “señal” por parte de ellos que nos asegure que tienen cierto interés y poder así continuar las negociaciones más adelante.

La cuestión, por tanto, es poder definir técnicamente cómo realizar estas acciones de manera más o menos global o genérica, que nos sirva para cualquier proyecto digital, aunque evidentemente habrá matices particulares según el sector o el tipo de desarrollo.

 

Pack Fase 0

Un pack de este tipo, podría contener estas acciones:

  • 0.1 – Análisis de Lean Canvas
  • 0.2 – Diseño de Producto & Análisis Técnico
  • 0.3 – Branding // User persona
  • 0.4 – Ficticios alto nivel y Diseño de Imagen Corporativa
  • 0.5 – Landing Page con funnel de captación
  • 0.6 – Lanzamiento de Campañas de Captación y Análisis (3 iteraciones)

A continuación describiré cada uno de los pasos a realizar, coste aproximado y dónde podemos acudir para realizarlos, así como alternativas a los mismos:

 

0.1 – Análisis de Lean Canvas

Hay multitud de artículos y tutoriales que nos explican qué es Lean Canvas y cómo realizar uno para tu idea o proyecto. Podéis encontrarlos directamente en internet y ver que tendréis que desarrollar 9 puntos que definen las características principales de un negocio: Problema, Solución, Métricas Clave, Estructura de Costes, Propuesta Única de Valor, Flujo de Ingresos, Canales, VEntaja Competitiva, Cliente Objetivo.

Desde luego, las partes críticas de este lienzo son: Problema, Cliente y Solución. Y sobre todo, Problema y Cliente. Si tenemos claro qué problema resolvemos y a quién, tenemos gran parte de nuestro objetivo aquí hecho, porque podremos:

  • Saber cómo dirigirnos a nuestro cliente (diseño de imagen corporativa)
  • Saber dónde ir a buscarlo (para poder lanzar campañas de captación)

Lo más recomendable es que intentes hacer tú mismo el Lean Canvas y luego busques algún consultor que te permita revisar y cuestionar las hipótesis que has introducido en el mismo.

 

0.2 – Diseño de Producto & Análisis Técnico

Esta fase definirá con exactitud qué queremos hacer. Eliminará las dudas técnicas y nos permitirá aterrizar el producto en mockups de bajo nivel y un esquema de base de datos, así como una correcta y ligera redacción de las historias de usuario.

Con esta fase, además, seremos capaces de hacer una valoración más correcta del desarrollo de nuestro proyecto, así como garantizar que técnicamente se puede realizar.

Hay pocas alternativas a realizar esta fase a parte de buscar un técnico o equipo técnico para la misma. Ciertamente es la única parte imprescindible donde se debe contar con uno o más expertos.

 

0.3 – Branding // User persona

Necesitamos poner “cara” a nuestro posible usuario. Ponerle nombre, pensar en sus gustos, cómo sufre su problema exactamente, cómo utilizaría nuestra solución… Pensar qué estamos construyendo y qué queremos que transmita, siempre focalizados en a quién queremos vender y qué problema le solucionamos.

Podemos hacer esta fase nosotros mismos, si bien, siempre es recomendable que un profesional la revise, pues equivocarnos en quien es nuestro posible cliente convertiría directamente nuestra inversión en una apuesta inservible.

 

0.4 – Diseños de alto nivel y Diseño de Imagen Corporativa

Una vez que todo está claro a un bajo nivel necesitamos terminar de maquillar el proyecto. Esto es lo que se llama “Alto nivel”, aplicar colores, estilos y detalle a todo nuestro producto. Además, necesitaremos construir una imagen corporativa con las distintas aplicaciones que puede tener nuestro logotipo, gama de colores, tipografías a utilizar, y guías de uso entre otros detalles.

El aspecto que damos a nuestro producto es crucial para poder venderlo apropiadamente. No recomiendo intentar prescindir de un profesional en esta parte, pero en caso de querer hacerlo, herramientas como canva.com nos podrían dar un resultado aceptable con la creación del logotipo, mientras que en los ficticios de alto nivel, podríamos limitarnos a hacer sólo 2 de las funcionalidades más críticas y así reducir la inversión necesaria.

 

0.5 – Landing Page con funnel de captación

Una vez que tenemos todo el material preparado, nuestra idea bien definida y sabemos a quién dirigirnos con ella, la necesitamos empaquetar correctamente y presentarla “con un lacito”, ahí es donde tiene sentido la Landing Page o página de aterrizaje.

Básicamente vamos a construir una presentación de nuestro proyecto y vamos a establecer un funnel básico de interés para el mismo con 3 eventos:

  • Apertura de la página
  • Más de 15 segundos en ella (o inversamente: tasa de rebote)
  • Registro / Deja email / Adquisición de lead

 

Disponemos aquí de muchas variaciones dependiendo del sector y proyecto así como del perfil de cliente al que nos dirijamos. Desde una página web hasta un dossier impreso en A4 para visitas presenciales, pasando por página de facebook o cualquier otra herramienta que se nos ocurra y tenga sentido según el caso.

Lo que sí se mantendrá invariable será prestar especial atención a los textos (copys) que acompañan nuestra presentación, y establecer claramente nuestro funnel de captación de lead.

Para páginas de aterrizaje la herramienta instapage.com funciona estupendamente y el coste es irrisorio en comparación con las utilidades que te puede ofrecer en esta fase del proyecto.

 

0.6 – Lanzamiento de Campañas de Captación y Análisis (3 iteraciones)

Y por fin, después de nuestra puesta a punto, ahora sí, estamos preparados para salir a vender nuestro producto. Antes de explicar esta parte me interesa mucho aclarar que realmente nuestra intención no es vender (aunque quizás aparezcan oportunidades al respecto). Nuestra intención es poder realizar una primera validación de nuestro proyecto y analizar y profundizar bien en nuestro Cliente, su Problema, nuestra propuesta de valor y todo lo que nos encontraremos al enfrentarnos a la realidad. Con eso en mente, esta fase, idealmente (y aquí necesitaréis contar con muchísimo sentido común o con un gran profesional), se realiza dirigiéndonos a grupos limitados de posibles clientes y midiendo su comportamiento e interés.

Podemos ir a grupos de 50 usuarios, con X intereses en Facebook, por ejemplo, y dirigirlos a nuestra Landing. También podemos hacer el experimento limitando la inversión en presupuesto: 50€ por iteración.

Entre iteración e iteración es muy importante hacer una parada para analizar exactamente qué ha ocurrido y llevar a cabo pequeños cambios que nos permitan analizar y observar distintos escenarios.

 

¿Qué tenemos?

Pues a voz de pronto hemos conseguido probar nuestro proyecto con posibles clientes reales y tener un primer “choque” con la realidad con un presupuesto menor de 3000€. También tenemos en nuestro poder un análisis técnico que podemos utilizar para pedir presupuesto a distintos proveedores técnicos o socios y poder buscar a nuestros aliados en este punto. Por último, disponemos de ficticios de alto nivel que a la hora de comenzar el desarrollo del producto son la primera fase a tener cubierta en el mismo.

Y sobre todo, seguimos con nuestro proyecto operativo y, podríamos decir, “en construcción”, por lo que podríamos seguir ofreciéndolo a posibles clientes y captando su atención.

 

Y después, ¿qué?

Los siguientes pasos no son tan genéricos y van a depender mucho de la situación. Si hemos ejecutado correctamente la Fase 0, ésta debería habernos dado algunos “golpes de realidad” de vuelta. Yo diría que en la gran mayoría de los casos deberíamos habernos encontrado con aspectos relacionados con el Problema, Cliente y Solución, que se podrían “pulir” o modificar para hacer nuestra propuesta más atractiva.

En muchos otros casos el diagnóstico será que es mejor no seguir adelante con nuestro proyecto, perder nuestra inversión en este punto y pensar en otra idea que pueda funcionar.

En la minoría de las ocasiones (o bien tras pivotar sobre nuestra Fase 0) conseguiremos encontrar algo que genere el suficiente interés, y será el momento en el que continuaremos con nuestro proyecto. Idealmente aumentando la captación de Leads o intentando generar preventas.

Una vez tengamos confirmadas algunas preventas o bien la cantidad de interés sea suficiente como para estar lo más seguros posibles de nuestra inversión, podremos realizar nuestro primer producto funcional. Podríamos utilizar, de hecho, los ficticios de alto nivel y nuestros Leads para poder investigar qué funcionalidades se consideran más interesantes, y comenzar con un desarrollo de las mismas.

Nuestro objetivo después de la primera inversión inicial será conseguir ingresar dinero por parte de nuestros clientes lo antes posible. Ahí lo mejor que podemos hacer es hablar con ellos en conversaciones telefónicas o presenciales (según proyecto) para extraer la información clave:

  • ¿Por qué estás dispuesto a pagar y cuánto?

Y recuerda… los proyectos tecnológicos tienen alta probabilidad de fracaso, lo importante es invertir los esfuerzos de tiempo y monetarios de manera sensata y con la mejor ayuda profesional


Anexo 15 – Sopinet

En Sopinet nos dedicamos al Desarrollo de Apps y otros Proyectos Innovadores. Estamos especializados en dar servicios profesionales para Startups: Diseño de Producto, UX, UI, Validación, Programación y Captación con herramientas de Growth Hacking. Nuestra metodología de trabajo nos permite trabajar contigo al más alto nivel, mejor que un proveedor, mejor que un socio.

fernando@sopinet.com

 

Curso de Finanzas Finutive - Anexo Sopinet

      EBOOK ACTUALIZADO CON ESTE ANEXO