Chat with us, powered by LiveChat Clientes: métodos para mejorar el cashflow - Curso de Finanzas Finutive

#4 Curso de Finanzas: Clientes: Métodos para mejorar el cashflow

clientes cashflow

Vamos a hacer un repaso rápido.

Este es un curso para aprender a gestionar las finanzas de tu negocio. El grueso del curso, está enfocado en que tengas claro cómo controlar el presente y futuro de tu negocio mediante la presupuestación y las proyecciones de caja para después, si surgen incidencias y pronósticas tensiones de tesorería, poder identificar rápidamente qué solución financiera aplicar.

Pues ya te lo hemos enseñado todo ¿no? No 🙂

 

Te hemos enseñado cómo solucionar futuras tensiones con cada fuente de financiación (sin entrar al detalle de cada una de ellas, eso en los anexos), y lo que te contemos en las dos siguientes lecciones te ayudará a dos cosas:

  1. Prevenir antes de tener que curar: métodos para tener un flujo de caja saneado y no tener que llegar a la fuente de financiación, que como ya sabes, tiene costes.
  2. Cuando curar sea lo que tienes que hacer, aplicar métodos que no son financiación para evitar costes

Para estos dos puntos anteriores, hay dos variables sobre las que trabajar: Clientes y Proveedores.

Hoy nos centramos en la primera de ellas: Clientes

Vamos a hablar de dos cosas: 1) Métodos para mejorar el cashflow reduciendo los tiempos de cobro y 2) Métodos para mejorar el cashflow evitando la morosidad de nuestra cartera de clientes

1. Métodos para mejorar el cashflow reduciendo los tiempos de cobro

Respecto al primero, tenemos consejos que aplican a todos los puntos del proceso de facturación de una empresa:

  • Emisión de la factura: terminamos el servicio y facturamos a nuestro cliente
  • Vencimiento de la factura: acaba el período de crédito de nuestro cliente
  • Período de Mora: tiempo de pago desde que pasó el vencimiento

 

A) Reducir los períodos de emisión en la facturación a nuestros clientes: según terminamos el servicio que le ofrecemos a nuestros clientes, emitimos la factura.

Un ejemplo: día 1 empezamos el servicio ; día 10 terminamos el servicio; día 20 emitimos la factura con treinta días de crédito ; día 50 nos pagan la factura

Imaginemos que tenemos unos costes anuales  de 300.000 euros y que tardamos siempre estos 10 días en emitir la factura desde que acabamos el servicio. Estamos literalmente aumentando nuestro período medio de cobro en 10 días sobre 30 de crédito! en nuestro caso un 33%

¿Sabéis cuánto nos cuesta esto?

Pues si tenemos unos costes anuales de 300.000 significa que nuestro gasto diario es de media = 821€ . Si hemos aumentado en 10 días nuestro descuadre de tesorería al aumentar en 10 días nuestro período de cobro, significa que nuestra póliza de crédito, por ejemplo, tendría que ser de 8210 euros más de lo normal para nuestro negocio.

 

B) Acortar con los clientes los períodos de vencimiento sobre emisión.

Es evidente, pero si consigues que tus clientes tengan 15 días en vez de 30 de crédito vas a mejorar mucho tu flujo de caja y consecuentemente a conseguir ahorro desde el punto de vista de los costes financieros.

En concreto, tu póliza de crédito, siguiendo con el ejemplo anterior, podría reducirse en 12.300 euros

Con los nuevos clientes, negocia para que te paguen al contado o a 10 días y conseguirás que no se vaya a 30-60. Con los antiguos, renegocia y ofréceles un descuento por pronto pago. Esto último sólo en caso de que tu flujo de caja tenga problemas, porque sino tu rentabilidad va a bajar.

 

C) Negociación Pronto Pago- Reducción del tiempo de vencimiento

Otra fórmula es negociar con ellos y permitirles pagar una tramo de la factura con más crédito (más días de vencimiento) pero a cambio de que te paguen al contado o en pocos días un monto similar a los costes del proyecto. Así tendrás el flujo de caja saneado y solo le estarás dando crédito por un importe que a ti no te preocupe recuperar tan pronto

 

D) Escoge sabiamente tu método de cobro – impacta en tu Periodo de Mora. Si desglosamos tus opciones:

  • Transferencia: la más barata para ti puesto que no tiene costes financieros del lado del beneficiario. Eso sí, se acabó controlar el proceso de cobro y estás en sus manos. Así que si se lo permites a tus clientes mejor que sean buenos pagadores o estarás fomentando un Período de Mora en tu negocio
  • Recibos o mandatos: sencillo de automatizar y con alta seguridad de cobro, pero ten en cuenta que normalmente te cobrarán por cada recibo emitido. El pago a vencimiento está asegurado porque es un giro directo de fondos de su banco al tuyo. El Período de Mora se reduce a 0
  • Cheque o Pagaré: documento firme de cobro, en el que el cliente se compromete a pagar al beneficiario. Al vencimiento, lo puedes presentar en tu banco y el pago sería automático, además, en caso de querer adelantarlo, casi nunca te pondrán pegas. Si lo presentas a vencimiento tu Período de Mora se reduce a 0

 

E) Construye un sistema de alertas – Fomenta que no haya Período de Mora

No nos vamos a extender en lo que es evidente, pero ten una relación fluida con ellos y asegurate de que te tienen incluido en sus planes de pago y presupuestos

 

Pueden parecer baladí, pero si sigues estos consejos difícilmente tendrás problemas de caja si tienes un negocio rentable. Toda precaución es poca para intentar evitar llegar a las fuentes de financiación, que no son gratis.

 

Pero ¿y el segundo punto?

2. Cómo mejorar tu cashflow reduciendo la morosidad de tu cartera de clientes

Sobre esto tenemos pensado un anexo al curso que se explaye sobre tus opciones. Aquí solo queremos dejarte unos principios básicos para prevenir que ocurra:

  • Verifica la antigüedad de la empresa y su domicilio social. Ojo, mi experiencia me dice que cuidado con las empresas que han cambiado con frecuencia de domicilio social, siempre que he tenido una mala experiencia con un cliente se ha dado esta condición.
  • Consulta las bases de datos de impagos, accede al RAI o al Experian para comprobar que tu cliente no debe nada a nadie. Sí, lo sé, tendrás que pagar una suscripción pero mejor eso que no asumir impagos por parte de tus clientes.
  • Si tienes recursos y no te importa, accede a fuentes de información del tipo Informa o Asesor donde puedes consultar el estado financiero de la empresa. Es cierto que quizá no esté actualizada pero puede darte una idea de la salud de tu cliente.
  • Consulta el perfil de Linkedin de los administradores y socios de la empresa.
  • Echa un vistazo a la página web de tu cliente y, aunque está mal que lo diga, consulta con tu banco por si fuese cliente. Lo más normal es que no te informen al respecto (temas de protección de datos) pero… ¡no digo más!

 

Hasta aquí nuestros mejores consejos para tener controlados a nuestros clientes. En el próximo y último capítulo antes de los anexos: Los Proveedores.

 

Buen trabajo! 😉


Finutive es una herramienta que te permite externalizar el tratamiento de información financiera y su análisis para que solamente tengas que tomar decisiones de negocio.

Vamos, ¡la parte chula de las finanzas!

Curso de Finanzas para PYMES y Autónomos