Chat with us, powered by LiveChat Anticipo comercial: facturas y descuento de pagarés - Curso de Finanzas

#9 Curso de Finanzas - Finanzarel: El anticipo comercial: facturas y descuento de pagarés

Anticipio comercial, facturas y pagarés

Hoy en día existen multitud de herramientas financieras a corto plazo que aportan la liquidez necesaria para garantizar el correcto funcionamiento de cualquier modelo de negocio.

Es algo común durante la actividad de cualquier autónomo o pequeña empresa, vender determinados productos o prestar servicios cuyo cobro se demora en el tiempo. Para evitar que se produzcan tensiones de tesorería, lo mejor que puedes hacer como empresario es conocer todas las herramientas que nos ofrece el mercado con el objetivo de elegir aquella que más se adapte a vuestra situación.

Hasta hace poco, las únicas opciones posibles, eran las que nos ofrecían los bancos u otras grandes instituciones de financiación y crédito; las fórmulas de financiación más potenciadas por estas entidades y conocidas eran: pólizas de crédito, líneas de descuento, contratos de factoring y préstamos.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, el sector financiero sufre una gran revolución dando paso a innovadoras plataformas de financiación e inversión, conocidas como Fintech (Fin de financiación y Tech de tecnología). Gracias a estas Innovaciones tecnológicas, las plataformas Fintech han conseguido optimizar los procesos y potenciar otros métodos de financiación muy útiles y flexibles para la pyme.

 

Analicemos algunos de los más interesantes:

 

¿Qué es el anticipo comercial o de facturas?

Si hemos emitido una factura a nuestros clientes que no cobraremos hasta dentro de varias semanas, podemos optar por intentar anticipar el cobro de esta factura disponiendo de forma casi inmediata del dinero que nos adeudan, es decir, de liquidez.

Con el anticipo de facturas se ceden los derechos de cobro de las mismas a una tercera persona física o jurídica a cambio de que esta tercera, nos adelante la deuda que le cedemos.

 

¿Factoring o Anticipo de Facturas?

Es habitual confundir el anticipo de facturas con el factoring y aunque la finalidad es la misma, no son exactamente lo mismo.

El factoring hace referencia a un contrato que se formaliza con una entidad financiera en el que se incluirá el anticipo de un conjunto de facturas hasta un límite preestablecido y con unas condiciones determinadas.

El factoring además suele incluir otro tipo de servicios adicionales como los trámites de gestión, administración y garantía frente a posibles insolvencias de los deudores.

Además, el factoring también se define como un contrato rígido e inflexible en el que se tiene que soportar las mismas condiciones fijadas al inicio en todos y cada uno de los anticipos.

El anticipo de facturas, hace referencia a una factura en concreto.

Gracias a la revolución tecnológica de la que hablábamos, hoy ya existen diferentes Plataformas digitales que en unos pocos clics prestan este tipo de servicio, a cualquier hora y desde cualquier lugar. Una de las grandes ventajas es que cada factura se negocia de forma independiente aportando flexibilidad y ahorro de costes.

El procedimiento es muy sencillo y dependiendo de las distintas plataformas, se puede obtener en menos de 24 horas la liquidez necesaria de una forma totalmente Online.

 

¿Y el descuento de pagarés?

El descuento de pagarés, también ha resultado ser un medio eficaz para financiar el circulante de las empresas y aportar liquidez.

Un pagaré es un título de crédito a través del cual una de las partes (suscriptor) se compromete a pagar una determinada cantidad a otra (tenedor) en un tiempo preestablecido. Incluye una promesa incondicional del suscriptor, de que pagará al tenedor en tiempo y lugar determinados.

Es una fórmula de cobro, materializada en un documento firme de pago que el suscriptor da al tenedor como compromiso del pago de su deuda con él.

Aunque la operativa de descuento de pagarés y facturas suele ser muy parecida, la realidad es que la facilidad de descontar pagarés es mucho mayor. Esto es así porque como comentábamos, el pagaré es un documento firme de pago donde el suscriptor se compromete a realizar el pago al tenedor. Entraña menos riesgo de impago porque es una orden directa de pago a vencimiento entre el banco del suscriptor y el del tenedor.

 

¿Cómo se descuentan los pagarés y las facturas?

Hoy en día, el descuento de efectos comerciales, como pagarés y facturas, se puede hacer de dos formas:

  1. A través de las clásicas instituciones de crédito (Bancos)
  2. Mediante Plataformas digitales (Fintech)

 

Repasemos los procesos de anticipo para cada una de las instituciones, así veremos más claramente las diferencias entre ambos.

Vamos a ver que la operativa es distinta para ambos tipos de instituciones, resultando en una mayor rapidez, comodidad y flexibilidad en las instituciones financieras digitales como las fintech:

 

En una institución clásica de crédito (Bancos)

Por norma general y a menos que tengamos unos elevados fondos en el banco, con lo que tendríamos una atención especial, todos los procesos de financiación que iniciemos con una entidad tradicional requerirán el ir a una oficina en la ubicación y horarios que tengan establecidos.

 

Una vez hecho este paso, empezará el proceso para anticipar las facturas o pagarés:

  1. Presentar la factura del producto o servicio que se va a cobrar así como el pagaré motivo del recuento en la entidad de crédito elegida (en caso de que nos paguen con un pagaré)
  2. Por lo general, si es un pagaré, se descontará sin necesidad de abrir una línea de descuento con la entidad. En cambio, en caso de no tener pagarés y contar solo con facturas para descontar, la entidad realizará un estudio de riesgo de nuestros clientes y estudiará la viabilidad de concedernos una línea de descuento. Sin la cuál no procederán a descontarnos la factura.
  3. Una vez estudiada la operación, el banco procederá a adelantar el dinero descontando una comisión + interés por el servicio prestado que será distinta en función de la entidad a la que nos dirijamos.

 

En una Plataforma Digital de financiación alternativa (Fintech)

  1. Registro usuario online: solo te llevará 15 minutos y estarás acompañado en todo momento por uno de los agentes de la plataforma online.
  2. Validación: en menos de 24 horas se realiza un análisis de la operación y se da una respuesta a tu necesidad para descontar el pagaré o la factura en la plataforma de una forma totalmente gratuita.
  3. Subasta tu factura o pagaré: Aunque el proceso puede diferir según la Fintech, las mejores plataformas utilizan un sistema de subastas, en el que podrás ofrecer tu pagaré al conjunto de inversores hasta encontrar aquel que te ofrezca el precio más justo y te permita conseguir la financiación que necesites.
  4. Liquidez Inmediata: Una vez cerrada la subasta obtendrás la liquidez que buscabas de forma inmediata y podrás repetir la operación siempre que lo necesites

La posibilidad de descontar efectos comerciales trae otras ventajas respecto a otros productos financieros:

 

Seguridad y rapidez

La posibilidad de descontar rápidamente efectos comerciales cuando se avecina una tensión de tesorería nos permite eliminar el riesgo de falta de caja.

 

Flexibilidad

Además, si realizamos las gestiones por una plataforma online, podremos descontar solo aquellas facturas o pagarés que consideremos necesarios sin tener que abrir una línea de descuento con condiciones prefijadas ni abusivas.

 

Mejora de los ratios de balance

Con el anticipo de pagarés o facturas se reducen los plazos de cobro pero no asumimos deuda para cubrir nuestras posiciones de tesorería, como si lo haríamos si pedimos un préstamo. Por lo tanto, una de las ventajas de financiarnos a través de este tipo de productos es que no se incrementará el nivel de deuda en el balance.

 

Financiación ajustada a cada momento

Con un contrato de factoring, nos veríamos obligados a aceptar unas condiciones de interés aplicables a todas las facturas en el período de tiempo que durase el mismo contrato de factoring. Sin embargo, la posibilidad de anticipar las facturas según situación nos permite que las condiciones se ajusten al riesgo de esa operación en concreto y al interés de mercado de ese momento.

 

Precio competitivo, transparente y sin productos adicionales

Aunque el precio en una fintech suele ser ligeramente más elevado que en la mayoría de bancos, a través de una plataforma online tu pagaré o factura podrá acceder a la bolsa de inversores interesados en él entrando en subasta de precios, con el fin de conseguir el que más justo te parezca para cada operación. La media del precio en este tipo de plataformas suele oscilar entre el 1% y el 5% de media.

 

Sin avales

Las plataformas online te ofrecen la posibilidad de poder acceder a financiación sin necesidad de aportar avales o garantías personales.

 

Sin CIRBE

La central de información de riesgos del Banco de España es una de los primeros factores que consulta una entidad financiera cuando se acude a ellas a solicitar financiación. El descuento de pagarés online no consume CIRBE, por tanto, se incrementarán las posibilidades de obtener financiación por las vías tradicionales.

 


Anexo 2 – Finanzarel

El anticipo comercial, facturas y descuento de pagarés

Fundada en 2013, Finanzarel nace como una iniciativa pionera encaminada a abrir nuevas vías de financiación para pymes, autónomos y startups fuera del tradicional mercado bancario. Actualmente somos una de las Fintech especialista y líder en el anticipo de facturas y descuento de pagarés.

Dándote de alta en nuestra plataforma, www.finanzarel.com, podrás acceder de forma sencilla a una financiación rápida, flexible, a un gran precio y totalmente personalizada según tus necesidades.

empresas@finanzarel.com

EBOOK ACTUALIZADO CON ESTE ANEXO