¿Qué es la formación bonificada? ¿Quién tiene acceso? | Finutive Blog

¿Qué es la formación bonificada y cómo se puede acceder a ella?

Antes de empezar a hablar sobre qué es la formación bonificada, para qué sirve y cómo acceder a ella es importante que os presentemos a la institución encargada de promover y coordinar la formación bonificada para las empresas: la FUNDAE,  Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, conocida como Fundación Tripartita antes de 2015.

Una vez hechas las presentaciones, empecemos.

¿Qué es la formación bonificada?

Es una formación impartida a los trabajadores de una empresa para la adquisición de conocimientos, aptitudes o competencias relacionadas con su puesto de trabajo, que pueden ser voluntarias, para el crecimiento profesional de la plantilla y mejora del rendimiento y productividad, u obligatorias, en caso de requerirse para la ejecución segura de ciertos trabajos que impliquen mayores riesgos en su desempeño. 

Si eres una empresa o autónomo que tiene trabajadores contratados y no tiene deudas con Seguridad Social ni con Hacienda, puedes acceder a cursos de formación para tus trabajadores a coste 0, puesto que el importe de dicha acción formativa puede bonificarse mediante su descuento en la cuota de los Seguros Sociales a cargo de la empresa. 

Esta bonificación tiene un límite anual, que dependerá del tamaño de tu plantilla y de la cuantía que se haya cotizado por la cobertura de Formación Profesional (FP)*. Os acompañamos un cuadro explicativo con las cuantías bonificables de forma anual:

Nº DE TRABAJADORES CUANTÍA
1 A 5 TRABAJADORES 420€ COMO CUANTÍA MÍNIMA (por empresa al año)
6 A 9 TRABAJADORES 100% DE LA CUANTÍA COTIZADA EN FP
10 A 49 TRABAJADORES 75% DE LA CUANTÍA COTIZADA EN FP
50 A 249 TRABAJADORES 60% DE LA CUANTÍA COTIZADA EN FP
250 O MÁS TRABAJADORES 50% DE LA CUANTÍA COTIZADA EN FP

*La cotización que se toma como referencia es la realizada en el ejercicio anterior

De todas formas, no hay que preocuparse por tener que calcular la cuantía que hay disponible como crédito para la formación bonificada, ya que los centros acreditados por el SEPE para la impartición de formación pueden comprobarlo, y así ajustarlo a las necesidades de cada empleador.

¿Cómo accedo a la formación bonificada?

Los pasos a realizar para completar la formación y aplicar correctamente la bonificación, serían los siguientes:

  1. Calcular el crédito, ya sea de forma manual o a través de un centro acreditado. Al obtener una cuantía, sabemos cuánto va a poder bonificarse y por ende cuánto se puede gastar en la acción formativa. 
  2. Inscribirse en uno de los centros de formación para poder facilitarles la información de la empresa o autónomo cuyos trabajadores vayan a participar en el curso. En este momento se decidirá, en función del catálogo del centro, qué curso se desea realizar. 
  3. Comunicación del inicio del curso. Este paso se realiza con el centro de formación, y requerirá la inclusión de datos de los participantes, la duración del curso, la modalidad, etc.
  4. Realización de la formación. Los trabajadores deberán completar las sesiones formativas en la modalidad seleccionada, así como realizar una evaluación final del contenido del curso.
  5. Comunicación de la finalización del curso. Este paso también se realiza con el centro de formación, y tendrá que finalizar como mínimo antes de la presentación de los seguros sociales de diciembre. 
  6. Bonificación de la formación. Una vez comunicada la finalización del curso, se aplica la bonificación de la formación en el recibo de liquidación de cotizaciones de la Seguridad Social (RLC, o antiguo TC-1)

Para resaltar la importancia de la formación bonificada, conviene hacer referencia a una nueva obligación que ha entrado en vigor en abril de 2021 y que afecta a todas las empresas, con independencia de su tamaño, como es el registro retributivo. Esta obligación supone la necesidad de confeccionar un documento interno por parte del empleador donde deberá especificarse toda la información relativa al salario de los hombres y mujeres de la plantilla. 

Los centros de formación acreditados están ofreciendo ya un nuevo curso de sistema retributivo en la empresa, a fin de formar a aquellos empleados de la plantilla que se vayan a encargar de elaborar este registro. Este tipo de formación, al ser necesaria para cumplir con una obligación de la empresa, sería ideal para aplicar esta bonificación. 

Además, dependiendo del tipo de actividad que realice la empresa o autónomo empleador, sus trabajadores tendrán que realizar cursos obligatorios con motivo del riesgo que dichas actividades conllevan.

Importante si perteneces a la industria del metal y la construcción:

Las dos actividades que mantienen mayor nivel de exigencia en la formación de empleados son la industria del metal y la construcción.

Para ello, se exige la posesión por parte de todos los trabajadores de estos sectores de la Tarjeta Profesional de la Construcción (TPC) o la Tarjeta Profesional del Metal (TPM), cuando realicen trabajos en obras de construcción. Adicionalmente, para que la empresa pueda cumplir los requisitos de capacidad y calidad de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) para poder inscribirse en el Registro de Empresas Acreditadas (REA), resulta indispensable que los trabajadores reciban esta formación concreta. Por ello, es recomendable utilizar las bonificaciones de la formación en este tipo de cursos, puesto que son obligatorios y de esta forma no supondría un coste adicional para la empresa, en caso de no contar con suficiente liquidez como para realizar también otras formaciones que puedan ser interesantes para la actividad de la empresa o autónomo empleador. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba