Ser autónomo y cobrar el paro. ¿Se puede?

Si eres autónomo o lo has sido alguna vez, seguramente te has hecho esta pregunta ¿puedo ser autónomo y cobrar el paro?. Y más aún actualmente, ya que estamos en una situación económica muy difícil y cualquier ayuda será bienvenida.

Con esta pregunta inicial vamos a  dar un poco de luz respecto a las situaciones en las que es posible cobrar paro siendo autónomo y aquellas donde no lo es.

Pero ya te darás cuenta de que tenemos una muy buena noticia para darte: en la mayoría de los casos ¡SÍ es posible!

Te explicaré seguidamente lo establecido legalmente y todo lo que debes saber al respecto de este tema.

Marco Normativo

El marco normativo va a venir marcado por la Ley 31/2015 de 9 de septiembre de Fomento del trabajo autónomo. Más concretamente en su artículo 33 en el que se establecen las cuestiones formales y casuísticas del tema.

Como fundamento para iniciar el tema, citaremos textualmente lo establecido en la norma en el primer párrafo del artículo mencionado anteriormente

“…los titulares del derecho a la prestación por desempleo de nivel contributivo, por haber cesado con carácter total y definitivo su actividad laboral, que causen alta como trabajadores por cuenta propia en alguno de los regímenes de Seguridad Social, podrán compatibilizar la percepción mensual de la prestación que les corresponda con el trabajo autónomo…” 

Y agrega cómo proceder en ese caso para compatibilizar la prestación:

“…siempre que se solicite a la entidad gestora en el plazo de 15 días a contar desde la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia, sin perjuicio de que el derecho a la compatibilidad de la prestación surta efecto desde la fecha de inicio de tal actividad. Transcurrido dicho plazo de 15 días el trabajador no podrá acogerse a esta compatibilidad…” 

Requisitos

Los requisitos para cobrar paro siendo autónomos son los siguientes:

  • Estar afiliado y dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, conocido como RETA.
  • Haber pagado todas las cuotas a la Seguridad Social.
  • Contar con al menos 12 meses cotizados antes del cese de la actividad.
  • Tener cubiertas las contingencias profesionales.
  • El motivo del cese de la actividad debe ser: económico, productivo, técnico, de causa fuerza mayor, violencia de género, divorcio, etc. Debe estar justificado.
  • Si el motivo es económico, será suficiente con demostrar un 10% respecto al nivel de pérdidas.
  • Aceptar el compromiso de actividad, aceptando acudir a actividades formativas / orientativas / promocionales del emprendimiento.
  • Acreditar disposición activa para incorporarse al mercado de trabajo si surge la oportunidad.

Además, hay que tener en cuenta que no podrás cobrar la prestación:

  • Si has perdido la licencia de actividad debido a una infracción penal.
  • Si has alcanzado la edad de jubilación. A no ser, que tengas acreditado el periodo de cotización requerido para ello.

Prestación por desempleo. Carácter general para empleados por cuenta ajena y plazos de cobro de la misma

Es importante que sepas que la cantidad y el tiempo de la prestación contributiva a percibir dependerá directamente de lo que hayas cotizado previamente.

Te dejo un cuadro explicativo con los diferentes supuestos que te puedes encontrar: 

Tabla prestación por desempleo. Empleados por cuenta ajena y plazos de cobro. Finutive Asesoría.

La duración máxima de la prestación será de 2 años (24 meses).

Duración del cobro de la prestación, para casos donde se esté cobrando la prestación general y se inicien como autónomos 

¿Qué pasa en el caso de que esté cobrando la prestación por desempleo y  realice un alta como autónomo?

En esta situación, se podrá seguir percibiendo la prestación que le corresponda, mientras esté trabajando por cuenta propia, durante un máximo de 270 días o durante el tiempo inferior que le quede por percibir. Siempre que solicite la compatibilidad en el improrrogable plazo de 15 días a contar desde la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia.

Esto no aplica en caso de darse de alta como autónomo para incorporarse como socio de una sociedad mercantil.

La persona trabajadora que se acoja a esta compatibilidad percibirá el 100 % de la cuantía de la prestación por desempleo con el descuento del IRPF, en su caso, y sin deducción de cotización a la Seguridad Social.

Situaciones donde no es posible cobrar paro siendo autónomo

Son varias las situaciones donde se limita la posibilidad de acceder al beneficio de paro. Por eso recomendamos tenerlas presentes antes de solicitarlo.

Te detallo los casos donde no es compatible la situación de autónomo con el cobro del paro:

  • Si eres autónomo porque ingresaste en una cooperativa de trabajo asociado de nueva creación o sociedad laboral de nueva creación sin darte de alta en la seguridad social.
  • Si eres autónomo porque te incorporas como socio de una sociedad mercantil.
  • Si siendo autónomo actualmente, tu último empleo fue por cuenta propia (es decir, has sido autónomo con anterioridad)
  • Si ya has sido beneficiado de este derecho en los últimos 24 meses anteriores a esta solicitud.
  • Si has obtenido el pago único de la prestación por desempleo en los 24 meses inmediatamente anteriores a la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia.
  • Si al darte de alta como autónomo, has firmado un contrato con tu empleador, para quien hayas trabajado por cuenta ajena, inmediatamente antes de la situación de desempleo (o con una empresa del mismo grupo empresario de este empleador).

Extinción de la prestación. Situaciones especiales

Hay que tener en cuenta que la prestación se suspenderá en el caso de que, siendo autónomo, te des de alta como trabajador/a por cuenta ajena, aun en el caso de una jornada reducida o por pocas horas.

Si estás cobrando prestaciones por desempleo e inicias una actividad como  trabajador por cuenta propia de duración inferior a 60 meses, se suspenderá la prestación, y si se sobrepasa dicho periodo, se extinguirá.

La prestación podrá reanudarse en estos casos:

  • Si el trabajo por cuenta propia ha sido inferior a 24 meses. Aunque no se haya dado de alta como trabajador o trabajadora por cuenta propia incluido dentro de alguno de los regímenes de la Seguridad Social.
  • Si la duración del trabajo por cuenta propia ha sido superior a 24 meses e inferior a 60 meses y se ha dado de alta como trabajador o trabajadora por cuenta propia en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar.
  • Si el trabajo por cuenta propia es de duración igual o superior a 60 meses.
  • Si el trabajo por cuenta propia tuvo una duración igual o superior a 24 meses e inferior a 60 meses, y la persona trabajadora no se dio de alta como trabajador o trabajadora por cuenta propia en alguno de los Regímenes Especiales de la Seguridad Social

¿Cómo solicitar esta prestación?

Lo primero es ir a la web del Sepe, Sepe -solicitud de paro -Autónomo.

Allí podrás verificar todo lo dicho anteriormente y constatar que puedes acceder al beneficio. La solicitud puedes hacerla telefónicamente o de manera online.

El plazo para solicitar el beneficio son 15 días hábiles siguientes al cese en el trabajo por cuenta propia. 

Compatibilidad con otras prestaciones

Si tras el cese en el trabajo por cuenta propia tuvieras derecho a la protección por cese de actividad, podrás elegir entre percibir esta prestación o continuar percibiendo la protección por desempleo que quedó suspendida. Si optas por la prestación que quedó suspendida, las cotizaciones que dieron lugar a la prestación que no has elegido, no se tendrán en cuenta para acceder a una prestación posterior.

Capitalización de la prestación

Actualmente existe una ayuda que se pretende otorgar a aquellas personas que deseen iniciar una actividad propia o algún proyecto empresarial. Esta ayuda consiste en permitir cobrar en un solo pago todo o parte de la prestación pendiente de cobrar por desempleo a aquellas personas desempleadas que desean comenzar con un negocio o proyecto propio

Este beneficio podrá ser otorgado a las personas que pretendan:

  • Incorporarse de forma estable como socios trabajadores o de trabajo en cooperativas o en sociedades laborales ya constituidas. O constituirse, aunque se haya mantenido un contrato previo con las mismas.
  • Desarrollar una actividad como personas trabajadoras autónomas. No se incluirán en este caso quienes se den de alta como trabajadores autónomos económicamente dependientes, firmando un contrato con una empresa con la que hubieran mantenido una relación contractual inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo o que pertenezca al mismo grupo empresarial de aquella.
  • Destinar el importe a realizar una aportación al capital social de una entidad mercantil de nueva creación o creada en un plazo máximo de 12 meses anteriores a la aportación. Siempre y cuando se vaya a poseer el control efectivo de la sociedad, se vaya a ejercer en la misma una actividad profesional y se produzca un alta en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *