Los 3 seguros imprescindibles que necesitas como Pyme y Autónomo

¿Otro gasto más o una inversión en el presente y futuro de tu negocio? ¿Cómo concibes tú el seguro? 

Teniendo en cuenta la cantidad de gastos que tienen las Pymes y Autónomos, los impuestos a presentar cada trimestre y los continuos retrasos en el cobro de facturas es lógico que veas el seguro como otro gasto más. Y que encima lo consideres innecesario a menos que tengas algún siniestro. 

Si este es tu caso, si no le encuentras utilidad a los seguros profesionales o si únicamente piensas en contratarlo cuando es estrictamente obligatorio para realizar tu actividad, deberías leer lo que recomiendan desde SingularCover, especialistas en seguros a medida para Pymes y Autónomos. 

Tu negocio te lo va a agradecer. 

¿Por qué debes contratar un seguro si eres Pyme o Autónomo? 

Una reclamación por daños de un cliente, un fallo eléctrico que estropea tus equipos, una inundación, un robo… Son potenciales peligros a los que se expone tu negocio que pueden ocurrir en cualquier momento y que tienen importantes consecuencias económicas. Hasta el punto de suponer la quiebra en los casos más serios. 

Este es precisamente el motivo por el que necesitas contratar un seguro para Pymes y Autónomos adaptado a tu actividad y personalizado según los riesgos a los que te enfrentas. Porque necesitas confianza, tranquilidad y un respaldo económico para seguir adelante si ocurre algo. Sin tener que tirar de tus ahorros ni mucho menos cerrar el negocio.

Y los seguros profesionales más importantes que debes considerar como emprendedor o emprendedora son los de Responsabilidad Civil, Comercio Multirriesgo y Baja Laboral. 

Vamos a verlos en detalle.

Cómo te ayuda el seguro de Responsabilidad Civil para Autónomos

El seguro de Responsabilidad Civil para Autónomos es uno de los más básicos. Obligatorio incluso en muchos sectores e imprescindible para conseguir la licencia de apertura de un local comercial.

Esta póliza te protege si tú o tus empleados provocáis un daño material, personal o económico a un tercero por accidente mientras hacéis vuestro trabajo. Por ejemplo, imagina que trabajas en la obra y has dejado una herramienta tirada por el suelo. Si el cliente entra a revisar cómo va el trabajo, se tropieza y se cae, tendrás que indemnizarle por lesiones. Lo mismo que si una filtración de agua de tu local provoca manchas y humedades en la pared del vecino. Te va a reclamar el arreglo y, si no tienes seguro, te encontrarás con un problema serio especialmente en los casos de daños personales. Las indemnizaciones pueden llegar a ser muy costosas.

El seguro de Comercio Multirriesgo es básico para tu local

Si tienes un local comercial, taller u oficina abierta al público, debes protegerlo con un seguro de comercio multirriesgo. ¿El motivo? Que son pólizas que ya suelen incluir coberturas de Responsabilidad Civil para los daños a terceros y que además protegen el local y todo lo que guardas dentro de daños de muy distinta naturaleza: fallos eléctricos, daños por agua, robos, vandalismo, rotura de cristales… 

Nuestra recomendación es que calcules muy bien los riesgos a los que se expone tu negocio para saber qué coberturas contratar. Para esto influyen factores como la actividad profesional que realizas, las dimensiones del local, su ubicación, las medidas de seguridad que tengas instaladas… 

Y sobre todo analiza correctamente el valor del local y tus equipos. Solo así podrás asegurarte una indemnización suficiente si pasa algo y tienes que dar parte al seguro.

Protege tus ingresos con un seguro de Baja Laboral 

¿Sabías que si tienes que cogerte la baja laboral como Autónomo por una enfermedad o accidente la Seguridad Social solo te pagará 271 euros durante el primer mes? Sea cual sea tu nivel de ingresos habitual, si cotizas por la base mínima esto es lo que te corresponde de prestación pública por baja laboral como Autónomo. Menos de 300 euros.

Cuando tienes que seguir pagando las facturas de todos los meses y además eres la principal fuente de ingresos de tu familia es imposible llegar a fin de mes con esta cantidad de dinero. Por eso muchos autónomos optan por no cogerse la baja y seguir trabajando aunque no se encuentren del todo bien. Todo para no comprometer sus ingresos aún a riesgo de las consecuencias perjudiciales que tiene para su salud. 

La tabla de salvación para estos casos son los seguros de baja laboral. Estas pólizas te ofrecen una prestación por cada día que tengas que cerrar el negocio que es perfectamente compatible con la prestación pública y te permite garantizar tus ingresos y tu patrimonio al mismo tiempo que cuidas tu salud para recuperarte de una enfermedad o accidente.

Como ves, la razón de ser de los seguros para Pymes y Autónomos es la enorme desprotección pública de este colectivo y todo lo que está en juego si les ocurre algo a ellos o a su local. Son una inversión en el presente y futuro de tu negocio y lo mejor es que al ser un gasto imprescindible para desarrollar tu actividad profesional pueden desgravarse en la declaración de la renta. 

Si tienes dudas puedes contactar directamente con los expertos de SingularCover en este link. Te ayudarán en todo lo que necesites. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *