Activo circulante y activo corriente

Activo circulante o corriente

El activo circulante es el conjunto de derechos o bienes pertenecientes a la empresa cuya transición dentro de esta será inferior a un año, lo que llamamos a corto plazo.

Es nuestra principal fuente de liquidez, por ello que la gestión de nuestra tesorería deba otorgarle gran relevancia y analizarlo detenidamente. Sin una buena gestión de nuestro activo circulante nos encontraremos con grandes problemas para responder a obligaciones o pagos, por ello te recomendamos delegar este análisis en un asesor contable.

Activo corriente o circulante Finutive

Desde nuestra tesorería debemos encontrar el equilibrio entre la gestión de nuestros cobros y pagos. Intentaremos reducir nuestro Periodo Medio de Cobro, para no ralentizar nuestra liquidez. Muchas cuentas forman parte de este conjunto de activos a corto plazo. Entre ellas encontramos dinero en la caja, saldos de cuentas bancarias, saldos de clientes, existencias, inversiones en valores…

Para tener una buena estabilidad financiera necesitamos que nuestro activo circulante sea superior a nuestro pasivo a corto plazo. Por el contrario no dispondremos de la liquidez necesaria para afrontar estos pagos. Esto es lo que llamamos el Fondo de Maniobra que se calcula de la siguiente manera:

Fondo de Maniobra = Pasivo a corto plazo – Activo a corto plazo

 

La optimización de nuestro activo circulante, sobretodo de nuestro flujo de caja, es de gran importancia para no tener que depender de fuentes de financiación externas ya sea para responder a pagos o para continuar con nuestra actividad económica. Cuanta menos financiación externa solicitamos, más sencillo será generar un flujo de caja a buen ritmo.

Centrarse en adquirir una alta rentabilidad no tiene porque significar un correcto desarrollo de nuestro flujo de caja. No debemos olvidar analizar este, formando parte de nuestra toma de decisiones. Una gestión provisional a corto plazo puede evitarnos incurrir en costes innecesarios y la minimización del coste de los fondos; maximizando así nuestros ingresos financieros.

Para evitarnos imprevistos en nuestra gestión del activo circulante recomendamos realizar proyecciones del flujo de caja y así podrás anticiparte a cualquier carencia de liquidez. Además, si eres capaz de predecir estas desviaciones presupuestarias con tiempo podrás disfrutar de fuentes de financiación por menor coste.  Desde Finutive hemos desarrollado la herramienta que analice tu flujo de caja y realice estas proyecciones por ti.

Un gestor contable analizará por nosotros el impacto de adquirir un nuevo activo, además de la gestión de los que ya nos pertenecen. Para aumentar el atractivo de posibles nuevos inversores hacia nuestro negocio debemos mantener una sana gestión de nuestro activo. Esto nos proporcionará un valor añadido.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.