Fórmulas y entidades para la financiación de tu negocio - Finutive

6. ¿Qué fórmulas de financiación existen para tu negocio?

Formas y entidades para la financiación de tu negocio

 

Si bien es cierto, que para poner en marcha tu negocio necesitas una buena idea, ganas y una buena ejecución, no puedes olvidar que también necesitas inversión. Si no posees el dinero tú mismo, no debes preocuparte, existen muchas formas para financiar tu negocio que estamos seguros de que te podrán ayudar.

Ahora, seguramente estás preguntándote ¿cuáles son estas?, aquí te lo explicamos. Los pequeños negocios tenéis diferentes formas de financiación, además de diversas entidades que ofrecen posibilidades para sacar adelante tu proyecto.

Sin embargo, estas diferentes fórmulas de financiación deben ser elegidas según el tipo de operación que quieres financiar. Por ejemplo, los préstamos bancarios con tiempos de devolución superiores a un año, son ideales para las inversiones a largo plazo, mientras que las pólizas de crédito son mejores para financiar circulantes.

A continuación, recopilamos para ti las formas de financiar tu negocio que debes conocer, antes de tomar una decisión.

 

1. Préstamo bancario

Un préstamo bancario siempre será una opción para financiar tu pequeño negocio. Muchas pequeñas empresas acuden a la entidad bancaria para solicitar la financiación que necesitan para comenzar o simplemente hacer crecer su proyecto.

Sin embargo, si estas comenzando en tu proyecto, ten en cuenta que para acceder a un crédito bancario debes tener un atractivo plan de negocio, que le muestre al banco que tu idea tiene buenas bases para llegar a ser todo un éxito. Además, sabrás que, si no tienes un aval, difícilmente te querrán prestar dinero.

Por otra parte, si eres un propietario o empresario con un negocio ya consolidado y, necesitas financiación para realizar algún plan de expansión, inversión, contratación, entre otros, lo que debes entregar, ya no es sólo un plan de negocio, sino un plan de viabilidad de esta inversión para el banco.

Recuerda, que el banco necesita seguridad de que puedes cumplir con la responsabilidad que estás a punto de adquirir.

Ahora bien, antes de seleccionar el banco donde solicitar tu crédito, te recomendamos que, analices los tipos de interés, tarifas, requisitos, y plazos de financiación que ofrece cada entidad, para que selecciones la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

 

2. Pólizas o Cuentas de crédito

Las pólizas o cuentas de crédito son otra forma de financiación, pero a corto plazo, que te ofrecen las entidades bancarias, consiste en que el banco le brinda a tu negocio la posibilidad de acceder a una cierta cantidad de dinero durante un periodo determinado, la cual estará a tu disposición para el momento en que la necesites.

Esta forma de financiar tu negocio es ideal cuanto tienes falta de liquidez discontinuamente y en repetidas ocasiones, y además tienes un descuadre entre los tiempos de cobro de clientes y las facturas a corto plazo, a las cuales, tienes que hacer frente. Por eso contratas una póliza de crédito, debido a que te permitirá disponer de dinero puntualmente para poder hacer frente a sus facturas mientras esperas sus cobros.

Esta fórmula de financiación está sujeta al cobro de comisiones e intereses, que dependerán de la cantidad de dinero que utilices y el tiempo que tardes en retribuir el dinero en la propia póliza, es decir, en la cuenta de la que dispones del dinero. Adicionalmente, en España algunas entidades bancarias suelen cobrar intereses por el dinero que del que no dispones, es decir, todo lo que no utilices de esa cantidad ofrecida por el banco está sujeta a interés. Esto es así, porque el banco dice haber dejado el dinero “ocioso” en una cuenta para ti, es decir, que no lo utiliza para sacarle rentabilidad en otras inversiones. Probablemente se podrían ahorrar estos intereses, pero como sabes no lo hacen. Aun así, el interés por el monto no dispuesto no es para nada tan elevado como el que te cobran por el dispuesto.

La idea de esta fórmula de financiación es brindar a tu negocio un soporte de dinero que puedes usar cuando lo requieras para financiar tus operaciones, y que pagarás a la brevedad posible.

3. Factoring

Factoring es otra forma de financiar tu negocio, que consiste en el cobro anticipado de tus facturas de ventas. En esta opción, puedes optar por solicitar a la entidad bancaria el adelanto por su parte del monto de las facturas que tienes a cobrar.

Esta forma de financiación se encuentra sujeta al cobro de comisiones, más intereses, que dependerán de la cantidad de dinero que te están descontando y del número de días que el banco tardará en recibir el dinero, es decir, el tiempo en el cual el cliente te pague y tú se lo devuelvas al banco o que tu cliente pague al banco el monto de la factura.

Adicionalmente, este financiamiento te permite flexibilizar la cantidad a financiar, ya que puedes escoger cuáles de tus facturas factorizar y descontar, pidiendo al banco el adelanto sólo de aquello que necesites en ese momento, y por tanto reduciendo los montos que pagas para financiar tus operaciones.

Así mismo, el factoring puede ser con recurso o sin recurso. En el factoring sin recurso el banco asume el riesgo en el caso de que el cliente incumpla con el pago de la factura, mientras que, en el factoring con recurso, tú debes asumir los compromisos de pagos con el banco en el caso de incumplimiento por parte de tu cliente. El recurso o no recurso dependerá del análisis de riesgo que haga el banco de tus clientes, viendo la probabilidad de impago de estos. Si suelen dejar a deber sus facturas, probablemente te obligue a aceptar el factoring con recurso para poder solicitarte a ti el dinero que ellos no cubran.

 

4. Líneas de descuento

Las líneas de descuentos son parecidas al factoring, pero en esta forma de financiación el banco te adelantará el pago tus recibos, letras de cambio, pagarés no vencidos, etc. para que puedas disponer de tu dinero rápidamente. Eso sí, con un descuento.

Las líneas de descuentos también demandan el pago de intereses y comisiones que dependerán del monto descontado y del tiempo que tarde el banco en recuperar el dinero, por lo cual, te recomendamos que una vez solicitadas, sean liquidadas lo antes posible.

Esta forma de financiar tu negocio es ideal para disponer de dinero a corto plazo. No obstante, también estará sujeto a análisis de riesgo por parte del banco ya que se tendrá que asegurar que los cheques, recibos etc. que descuentas, los descuentas porque efectivamente tus clientes pagan tarde y no porque no pagan 😉

5. Confirming

El confirming es una opción distinta, donde tú como cliente solicitas al banco la gestión de los pagos de tu proveedor, es decir, le entregas tus facturas al banco y él se encarga de la gestión de todos tus pagos. En esta forma de financiación, el banco te cobra una comisión por encargarse de gestionar tus deudas con los proveedores.

En el confirming pagas por un servicio de gestión, que te beneficia aumentando la confianza de tus proveedores que perciben que el pago se realiza oficialmente desde una entidad bancaria que gestiona las facturas, con lo cual es un argumento muy fuerte para poder negociar con tus proveedores tiempos de pago más largos, con lo que puedes por tanto financiar tus operaciones. Adicionalmente, esta forma de financiación brinda a tu proveedor la posibilidad de cobrar su factura de forma inmediata, siempre y cuando deseen adelantar el pago (sujeto a comisiones bancarias e intereses, por su puesto).

 

 

Ahora ya conoces algunas de las formas de financiación utilizadas por pequeños negocios. Todas estas, son soluciones de financiación válidas pero recuerda, no es necesario acudir a una entidad bancaria para utilizar estas fórmulas. Hay un gran abanico de empresas digitales que proveen este tipo de servicios financieros, las denominadas “Fintech”. Probablemente la experiencia sea mejor 😉 deberías probarlas.

 


Si después de leernos, compartes nuestra preocupación por las finanzas y te convence nuestra visión práctica sobre cómo conocer el estado de salud de tu negocio, te animamos a que nos contactes a través de nuestra página web para que un asesor personal te haga una demostración de la solución sin ningún tipo de compromiso.

¿Quieres que las finanzas de tu negocio estén siempre cuidadas?

¡Suscríbete a la newsletter!

Te llegarán todas las novedades sobre la herramienta, los artículos de blog, consejos para mejorar la salud de las finanzas de tu negocio y noticias de importancia para pymes y del sector.

100% libre de spam