Qué es el cashflow o flujo de caja. Explicación rápida para entenderlo

2. Qué es el cashflow o flujo de caja

Qué es el cashflow

En las anteriores entradas os presentamos nuestro proyecto Finutive, lo que queremos que represente a nivel de marca y cómo utilizaremos este blog para alcanzar nuestra misión: acercar la gestión y el cuidado de las finanzas a los pequeños negocios, haciendo esta gestión práctica, útil y sencilla. Esta vez, explicándote qué es el cashflow o flujo de caja y qué visión puedes utilizar para gestionar de manera sencilla e intuitiva tus finanzas.

Todo lo que aquí escribamos irá en esa dirección, de manera que podáis entender la filosofía con la que estamos construyendo nuestra herramienta. Esperamos que así podáis ver el valor que os puede aportar y decidiros a hacer un prueba gratis con nosotros. Mientras tanto, esperamos que en este blog encontréis el método, la visión y la ayuda necesaria para cuidar vuestras finanzas.

 

 

Como os comentamos en la anterior entrada del blog, nuestro método se basa en que vuestro presupuesto se construya no a partir de generalidades, sino a partir de vuestras particularidades e histórico. Y para este histórico no utilizaremos una foto estática como pueda ser el Balance o la Cuenta de Pérdidas y Ganancias (Cuenta de Resultados), sino que te ayudaremos a crear partidas de pagos y cobros y a controlar su evolución. 

Es interesante porque por lo general vas a tener siempre acceso a tu Balance y a tu Cuenta de Pérdidas y Ganancias si se lo pides a tu asesor, mientras que nadie os enseña a realizar un cashflow, ni mucho menos a aplicar la visión que aquí expondremos. Y eso que en realidad es la más sencilla.

Normalmente, aunque con vuestro asesor tengáis el plan más barato, recibiréis de él un mínimo: los impuestos y la contabilidad. Lo que significa que una vez al trimestre le pasáis las facturas y os podéis olvidar de las arduas gestiones administrativas fiscales (¡un servicio híper necesario, qué tranquilidad da!) y que si lo pedís os pasará vuestro Balance y vuestra Cuenta de Resultados.

Suelen tener esta pinta: balance; cuenta de resultados.

Balance de situación. Una foto estática frente al cashflow
El Balance de Situación es un informe, recogido en un momento determinado del tiempo, que muestra la situación económica y financiera de la empresa. El balance informa de la composición de la empresa en su activo, pasivo y patrimonio neto.

 

Cuenta de resultados. Foto estática frente al cashflow
Ejemplo de una Cuenta de resultados

 

A nuestro parecer, el primero no te dice gran cosa de cómo va tu negocio y el segundo, si bien es cierto que sabes a nivel agregado cómo ha ido el período contablemente, no te permite hacerte una idea de cómo funciona tu negocio.

 

¿Hay factor de estacionalidad dónde haya períodos que vendes menos? ¿Cómo respondes frente a esos períodos? ¿Puedes apretar más con los cobros a tus clientes o retrasar los pagos a proveedores? ¿Te funcionó esa contratación que hiciste? Y esa campaña de captación, ¿cuándo dio sus frutos? ¿Te has pasado algún mes con alguna partida de gasto y eso ha impedido que cumplas objetivos?

 

Nosotros apostamos a que no puedes responder a estas preguntas sólo con un balance o una cuenta de resultados y, a la vez, apostamos a que esas son las preguntas que te haces durante la gestión de tu negocio.

 

Normalmente hay cuatro opciones para poder hacer frente a esas preguntas:

  1. Dejas de contratar el servicio mínimo con tu asesor y pasas a pagarle bastante más al mes. Coste = subida de precio del servicio + depender del asesor (cuando él te quiera responder tendrás tu información y no te la podrás organizar como tu quieras).
  2. Contratas una persona para que se dedique exclusivamente a esto. Coste = sueldo de la persona.
  3. Realizas estas tareas tú mismo. Coste = tiempo que no dedicas a vender más o cuidar de tus clientes + peligro de que un método manual sea inexacto (Te podemos ayudar a pulir el método con #ConsejosFinutive, pero el tiempo de gestionar clientes no te lo podemos devolver).
  4. Contratas un herramienta como Finutive. Coste = 20 euros/mes (También te podemos a ayudar con este, vaya que sí ;)).

 

Nosotros, para representar la realidad de un negocio, utilizamos una visión parecida a la visión del cashflow, pero con algunas modificaciones para que su uso y la gestión de las finanzas sea más intuitiva.

Nuestra voluntad es darte herramientas para que termines gestionando tu negocio en algo parecido a esta tabla. Es una visión que presenta el nivel de pagos por cada área de actividad y el nivel de cobros/ entrada de recursos desglosado. Este en concreto es un ejemplo de una agencia de traducción durante el primer semestre del año.

Con esta perspectiva puedes ver la evolución real de cada una de las partidas de cobros y pagos, percibiendo las interdependencias entre la facturación y cada una de las partidas de tus proveedores. Todo esto te permitirá responder a las preguntas antes expuestas . Además, te enseñaremos a realizar tu propia clasificación y a ponerte objetivos de facturación y pagos a proveedores que te permitan localizar desviaciones en tu presupuesto. 

La técnica aplicada parte de la visión del cashflow, puesto que sólo tiene en cuenta la entrada y salida real de recursos.

Pero, ¿qué es el cashflow este del que tanto hablamos y cómo se calcula?

 

Frente a la cuenta de pérdidas y ganancias donde tú o tu asesor tenéis en cuenta elementos contables como la amortización y los ingresos o cargos futuros ya facturados pero no cobrados, el cashflow solo tiene en cuenta las entradas y salidas de caja reales que ha sufrido tu negocio.

 

Hay dos maneras de calcularlo:

1. A partir del resultado del período (cuenta de pérdidas y ganancias)

(+) le sumas los apuntes contables negativos que no hayan desembocado en pago  (-) le restas las salidas de caja que no hayas tenido en cuenta para la cuenta de resultados (-) los apuntes positivos contables que no hayan desembocado en cobro. Es decir:

  1. Sumas todos los gastos que has tenido que apuntar en la cuenta de resultados que en realidad no han supuesto una salida de caja: amortización, facturas a pagar, reducciones en el valor de un activo.
  2. Restas todos los ingresos que has apuntado pero que no han supuesto una entrada de caja: facturas a cobrar, aumento del valor de un activo.
  3. Restas las compras que no hayas apuntado como gasto sino como activo capitalizable. De nuevo, esto ha supuesto una salida de caja pero no aparece en la cuenta de resultados.
  4. Restas devolución de principal de deuda (principal, no intereses).

Pro: es rápido si tienes la cuenta de resultados y los demás conceptos contables claros

Contra: requiere conocimientos de contabilidad + no es dinámico, solo lo puedes calcular después de recibir la cuenta de resultados

 

2. Sumando y restando todas las entradas y salidas de un período

Pro: es mucho más fácil, restas los pagos que hayas hecho y sumas los cobros que hayas tenido en el período. Además puedes realizar la visión por período más fácilmente

Contra: puede llevar más tiempo

 

Para llegar a la visión representada en el link que te hemos facilitado, lo que deberías hacer es crear categorías para dividir tus entradas y salidas de caja. Después, a partir de tu extracto bancario (entradas y salidas reales de recursos en tu empresa), clasificar los movimientos en las categorías que hayas decidido que mejor se ajustan a tu realidad de negocio. Sumando los movimientos por categoría, tendrías hecha la tabla y, si tienes el detalle de la fecha de cada uno de los movimientos, podrías clasificar las categorías de manera mensual.

 


En la siguiente entrada te explicaremos cómo interpretar tu negocio y escoger las mejores categorías para dividir en partidas tus cobros y pagos. Lo haremos a partir del ejemplo que hemos visto anteriormente, para que sea más intuitivo y más fácilmente interpretable

 

 

Nuestro objetivo desde hoy es llegar a 1000 seguidores en este blog para asegurarnos de que la mejora de la gestión de las finanzas de los pequeños negocios es un objetivo que se cumple.

¡Comparte y ayúdanos a conseguirlo!

Finutive, las finanzas de tu negocio fáciles y cuidadas

 

Logo Finutive, presupuesto sencillo para un pequeño negocio

¿Quieres que las finanzas de tu negocio estén siempre cuidadas?

¡Suscríbete a la newsletter!

Te llegarán todas las novedades sobre la herramienta, los artículos de blog, consejos para mejorar la salud de las finanzas de tu negocio y noticias de importancia para pymes y del sector.

100% libre de spam