Periodo medio de pago y periodo medio de cobro - FINUTIVE

Periodo medio de pago y periodo medio de cobro

Ratios de tesorería

El periodo medio de pago y el periodo medio de cobro. Imprescindibles ratios de tesorería para entender la salud financiera y el control financiero de nuestro negocio.

Para que todos los consejos que os hemos dado en publicaciones anteriores funcionen, necesitamos tener un buen conocimiento de los ratios de tesorería, y de cuál es la situación ideal de la empresa en cada caso. Hay diferentes tipos de ratios, cada uno representando una relación económico-financiera entre dos factores. A su vez, los diferentes tipos de ratios se dividen en base a diferentes criterios.

La diferenciación más grande entre los diferentes tipos de ratios se encuentra entre los índices de liquidez y los índices de gestión de cobros y pagos. Dentro de cada categoría podemos encontrar diferentes ratios. Veámos cuáles son.

ÍNDICES DE GESTIÓN DE COBROS Y PAGOS

Empezamos por los índices de gestión de cobros y pagos. Estos son los que están más relacionados con los consejos que hemos dado anteriormente en el blog en relación al control de la tesorería y del cashflow. Entre ellos podemos encontrar el periodo medio de cobro y el periodo medio de pago.

 

Periodo medio de pago – plazo medio de pago

Este ratio, también conocido como PMP, es otro ratio de gran relevancia en términos de gestión del cashflow y tesorería, ya que refleja cuánto tardamos como empresa en pagar nuestras facturas a proveedores en término medio.

Fórmula del período medio de pago

PMP = (Compras medias a pagar / Compras totales) x 365

El término “Compras Medias a pagar” refleja la media entre las Compras pendientes de Pago a Principio de año y las Compras pendientes de Pago a final de año.

El resultado ha de interpretarse también como el promedio de días que tardamos en pagar a proveedores, por lo tanto el tiempo que financiamos nuestras compras. Al igual que con el PMC, este ratio nos ofrece mucha información adicional si jugamos un poco con las cifras.

 

Periodo medio de cobro – Plazo medio de cobro

También conocido como PMC, muestra el número medio de días que financiamos a nuestros clientes, es decir, cuánto tardan en pagarnos. Se refleja mediante la siguiente fórmula:

Fórmula del período medio de cobro

PMC = (Ventas medias a cobrar / Ventas totales) x 365

*“Ventas Medias a cobrar” significa la media entre las Ventas pendientes de Cobro a Principio de año y las Ventas pendientes de Cobro a final de año.

El resultado de esta fórmula se interpreta como el número de días que nuestros clientes tardan en pagar sus facturas desde la fecha de emisión de las mismas. A parte de este dato, podemos derivar muchos otros a partir de esta fórmula. Si invertimos la fórmula, podemos fijar un periodo medio de cobro y averiguar cuántas ventas estaríamos financiando.

Del mismo modo, si hayamos estos datos y sabemos el coste de financiar a nuestros clientes, podemos obtener el coste total que incurre nuestra empresa ofreciendo periodos de pago a clientes. Solo tendríamos que aplicar al número de días medio de crédito ofrecido a nuestros clientes, el importe medio que nos deben y el coste financiero de este.

Con esta fórmula podemos ir midiendo la variación de la cantidad de clientes que financiamos y el coste que ello supone para la empresa. Así podemos encontrar un punto que no cree problemas de tesorería y que aún así nos ayude a financiar a nuestros clientes.

periodo medio de pago

 

 

Si todo esto te parece interesante pero no puedes terminarlo ahora, métete en nuestro Curso de Finanzas gratuito y recibe periódicamente lecciones de finanzas en tu email.

Además, ¡te recopilamos toda la información en un ebook!

ÍNDICES DE LIQUIDEZ

Pasando a los índices de liquidez, podemos encontrar tres ratios principales: ratio de liquidez, ratio de tesorería y ratio de disponibilidad.

 

Ratio de liquidez

Este ratio refleja la cantidad de dinero accesible del que disponemos, es decir, muestra a qué pagos podemos hacer frente a corto plazo.

Índice de liquidez: (Activo circulante / Exigible a corto plazo)

El valor ideal de este ratio se sitúa entre 1,5 y 2. Se puede mejorar negociando con nuestros proveedores o clientes para modificar periodos de pago, así como aumentando ventas. El activo circulante incluye las existencias, el dinero efectivo disponible y las cuentas pendientes de cobro a los clientes. A su vez, el exigible a corto plazo refleja las deudas que la empresa tiene que pagar en un periodo inferior a un año.

 

Ratio de tesorería

El ratio de tesorería será menor que el de liquidez, ya que mide la capacidad de saldar deudas en un periodo aún más corto. Su valor ideal es 1. Para sacar el valor del numerador (Realizable + Disponible) solo hay que eliminar las existencias del Activo Circulante.

Ratio de tesorería: [(Realizable + Disponible) / Exigible a corto plazo]

 

Ratio de disponibilidad

Por último, este ratio indica la liquidez inmediata de la empresa, por lo tanto su valor es aún inferior al de los ratios anteriores y debe oscilar alrededor de 0,3

Índice de disponibilidad: Disponible / Exigible a corto plazo

 

 

Con toda la información anterior, tendremos unos valores numéricos en los que fijarnos a la hora de evaluar la situación de nuestra empresa.  Con ellos podremos dirigir el trabajo de la empresa a resolver los problemas más inmediatos, evitar problemas de liquidez y de tesorería.

 


Si quieres tener acceso a lecciones gratuitas como esta, escritas por nosotros y nuestros colaboradores fintech de contenido ¡apúntate a nuestro curso y recibe lecciones de finanzas en tu email!

 

Si después de leernos, compartes nuestra preocupación por las finanzas y te convence nuestra visión práctica sobre cómo conocer el estado de salud de tu negocio, te animamos a que nos contactes a través de nuestra página web para que un asesor personal te haga una demostración de la solución sin ningún tipo de compromiso.