Retraso en el pago de proveedores

Retraso en el pago de proveedores

El retraso en el pago a nuestros proveedores ocurre desde el momento en el que la otra parte cumple con su obligación y la fecha de vencimiento de la factura ha finalizado.

Si el pago no se produjera dentro del plazo legal podría incurrir en obligaciones legales y perjudicar la relación con nuestros proveedores.

El retraso injustificado en el pago de facturas perjudica gravemente a pequeñas y medianas empresas debido a sus limitaciones de tesorería y dependencia de un crédito. Por ello las empresas que conceden crédito comercial deben de tener en cuenta el fondo de maniobra y el impacto que tiene sobre las políticas que facilitan el pago tardío de los clientes además de los métodos de cobro acordados.

Esto es así porque distintos métodos de cobro conllevan distintos tipos de retraso en el pago de nuestros clientes.

 

¿Cuáles son los métodos?

Según la normativa de la Unión Europea, nos pueden aplicar intereses de demora al habernos retrasado en el pago de facturas a nuestros proveedores. Esto es aplicable a operaciones comerciales con otros negocios y la misma administración pública; las operaciones con el consumidor son excluyentes de este caso.

Estaremos exentos de estos intereses si nuestra demora es ocasionada por situaciones fuera de nuestro control o si la factura corresponde a una indemnización por daños y perjuicios

Para que estos intereses sean reclamables la otra parte debe haber cumplido su obligación. Estos intereses son exigibles después del primer día de demora del pago pero lo normal es que tus proveedores den algo más de margen.

Pago a proveedores Finutive

 

Hace unos años el plazo de pago estaba sujeto al acuerdo entre proveedor y cliente, en cambio ahora mismo existe un máximo acordado de 60 días desde la fecha de emisión de la factura. Pasado este periodo el contrato se considerará nulo de pleno derecho por contravenir al Código Civil siempre que se imponga una denuncia en el Tribunal aplicable. Esto no sería necesario siempre que se llegue a un pacto previo entre las dos partes.

Es importante tener una buena relación con nuestros proveedores y de ello depende nuestra puntualidad en los pagos. Para ello el confirming puede ser la solución para controlar el cumplimiento de nuestros pagos, de esto se encargará la entidad financiera que hayamos elegido. Además si acumulamos grandes retrasos en nuestros pagos  iremos acumulando deuda, que puede provocar una futura descapitalización.

El control que tengamos sobre las finanzas de nuestro negocio dependerá en gran parte del control sobre nuestros pagos a proveedores y cobros a clientes. El aumento contractual de los tiempos en los que pagamos a nuestros proveedores impactará positivamente a nuestro flujo de caja, gracias al aumento de nuestro Periodo Medio de Pago. Esto es así porque  podremos contar con este dinero retenido de nuestros proveedores como financiación para nuestras operaciones.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.