¿Qué implica ser autónomo colaborador y qué ventajas tiene?

¿Qué implica ser autónomo colaborador y qué ventajas tiene?

Un autónomo colaborador es un familiar próximo al trabajador autónomo titular que convive y trabaja con él. No puede tratarse de un trabajador por cuenta ajena, y tiene que ser como máximo un familiar de segundo grado de consanguinidad o afinidad.

¿Qué implica ser autónomo colaborador? - Finutive

Es algo bastante común el contar con familiares cercanos cuando montamos un negocio. Siempre está bien poder contar con tu cónyuge, padres, hijos o hermanos en tu empresa. Ya sea porque conocemos sus habilidades, porque confiamos en ellos o porque les queremos dar trabajo, existen diversas opciones para estos trabajadores, y entre ellas encontramos la de autónomo colaborador.  

Este tipo de autónomo también necesita darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y en la Seguridad Social, donde debe figurar como autónomo colaborador. Para darse de alta en la S.S. tendrá que presentar el modelo TA0521/2.

Por otro lado, los autónomos colaboradores están exentos de presentar las declaraciones del IVA o del IRPF trimestralmente. Eso es obligación del autónomo titular.

 

¿Qué condiciones debo cumplir para ser autónomo colaborador?

Figurar bajo este tipo de trabajador tiene diversas ventajas. Por eso, para ser considerado autónomo colaborador hay una serie de requisitos que se deben de cumplir. Entre estos encontramos:

  1. Ser familiar directo del autónomo
  2. Trabajar de forma habitual con el autónomo titular
  3. Debe convivir en el hogar del autónomo y estar a su cargo
  4. No puede trabajar por cuenta ajena en ningún otro lado
  5. Tener más de 16 años (edad legal para trabajar)

 

¿Cuáles son las ventajas?

Los autónomos colaboradores disfrutan de diversas bonificaciones y ventajas. Entre estas podemos encontrar:

  1. Trámites simplificados. Un gran ejemplo es no tener que darse de alta en Hacienda, por ejemplo.
  2. Menos obligaciones legales.
  3. Bonificación del 50% durante 18 meses.

¿Suena bien, a que sí? De todos modos, no todo son beneficios. ¿Pensabais que os librabais de los impuestos?

 

¿Qué hay de los impuestos?

A pesar de que existen ciertas bonificaciones para los autónomos colaboradores, también tienen que hacer frente al pago de impuestos.

Aunque no tienen que presentar las declaraciones del IVA y del IRPF de forma trimestral, como hemos establecido anteriormente, deben presentar cada año su declaración del IRPF. Esto es lo que hace cualquier otro trabajador.

 

En todo lo que concierne la gestión de los pagos de la Seguridad Social, te recomendamos que te apoyes en una asesoría laboral, ya que puede que haya conocimientos que se escapen de tu materia o que no dispongas del tiempo que conlleva. Desde Finutive damos este completo servicio de asesoría a un precio inmejorable, disponiendo de la mejor herramienta para tus finanzas, flujo de caja y bancos.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.