¿Cuáles son las causas de despido disciplinario en España? - FINUTIVE

¿Cuáles son las causas de despido disciplinario en España?

El despido disciplinario es el que tiene lugar cuando el empresario o la empresa toman acción sancionadora cuando los empleados no cumplen con sus obligaciones dentro de la misma o muestran un comportamiento inadecuado.

¿Cuáles son las causas de despido disciplinario? - Finutive

Anteriormente en el Diccionario Finutive hemos hablado de causas de despido objetivas y de despidos improcedentes. Pues bien, hoy atacamos otro tipo de despidos para que no nos quede ninguna duda sobre el tema: Los despidos disciplinarios.

 

¿Qué son los despidos disciplinarios?

Su nombre habla por si solo. Los despidos disciplinarios son aquellos mediante los cuales los empresarios ejercen su autoridad y toman medidas disciplinarias contra los trabajadores. Este tipo de despidos puede darse en diversas ocasiones, todas ellas relacionadas con el comportamiento inadecuado del trabajador.

Si nos referimos al Estatuto de los Trabajadores, encontramos que el artículo 54 define este tipo de despido como “la extinción del contrato de trabajo por decisión del empresario, basada en un incumplimiento contractual grave y culpable del trabajador”.

 

¿Cuándo se pueden dar?

Aunque las causas que conllevan a este tipo de despido son muy diversas, se pueden agrupar en 7 grupos. Estos vienen definidos en el artículo 54.2 del Estatuto de Trabajadores. Dentro de los grupos, las acciones que lleven a cada empleado al despido pueden variar, pero están en la misma línea de comportamiento.

  1. Faltas de asistencia frecuentes e injustificadas o impuntualidad repetida: Aunque no se establezca cuántas veces hay que faltar al trabajo para ser despedido, si un trabajador está ausente frecuentemente sin justificación, la empresa tiene la potestad de despedirle.
  2. Desobediencia e indisciplina: Aunque la disciplina a causa de desobediencia laboral pueda parecer cosa de niños, no lo es. Los trabajadores tienen una serie de pautas que necesitan seguir para desarrollar su trabajo como es debido. Aceptaron seguir esas instrucciones desde un primer momento con el contrato que firmaron, por lo que si no las siguen, la empresa tiene derecho a despedirlos.
  3. Violencia verbal o física: Si el trabajador ofende verbal o físicamente al empresario o al resto de los trabajadores se le podrá despedir por comportamiento inadecuado. Dentro de esta categoría de comportamiento podemos encontrar insultos, amenazas, agresiones físicas, etc.
  4. Abuso de confianza y transgresión de la buena fe contractual: Esta situación tiene lugar cuando el empleado se aprovecha de la buena fe del contrato, y de la confianza adquirida con el empresario para sacar beneficios personales. Aunque podamos pensar que es de las menos frecuentes, esta causa es la responsable de numerosos conflictos empresariales, y ha generado una gran cantidad de despidos disciplinarios.
  5. Bajo rendimiento de manera voluntaria: También es bastante frecuente encontrarse con trabajadores que disminuyen el ritmo de trabajo con el paso del tiempo y se acaban acomodando a un menor rendimiento. Si se da el caso que el rendimiento de un trabajador está constantemente por debajo de la media, la empresa tendrá el derecho de despedirle.
  6. Embriaguez habitual o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo.
  7. Acoso al empresario o a las personas que trabajen dentro de la empresa por razones de origen racial, étnico, religioso, discapacidad, edad u orientación sexual: Este tipo de comportamiento le dará a la empresa los motivos necesarios para despedir al trabajador que lo muestre.

 

¿Cuándo se hace efectivo el despido?

Aquí existen dos fechas que tenemos que tener en cuenta. En primer lugar, el despido deberá hacerse efectivo en los 60 días siguientes a que la empresa se entere del comportamiento inadecuado del trabajador. Por otro lado, tendrá que hacerse efectivo necesariamente antes de que pasen 6 meses desde la acción a la que se atribuye el despido.

 

En todo lo que concierne la gestión de los pagos de la Seguridad Social, te recomendamos que te apoyes en una asesoría laboral, ya que puede que haya conocimientos que se escapen de tu materia o que no dispongas del tiempo que conlleva. Desde Finutive damos este completo servicio de asesoría a un precio inmejorable, disponiendo de la mejor herramienta para tus finanzas, flujo de caja y bancos.


Desde Finutive tenemos la clara intención de facilitar la comprensión y la gestión de las finanzas para los negocios, no solo con el proyecto de diccionario de Finanzas sino con un Curso de Finanzas para Empresarios y Emprendedores completamente gratuito.

Inscríbete aquí al mejor contenido gratis sobre Administración Financiera y aprende a tu ritmo.