12. Tipos de comisiones bancarias y su contabilidad - FINUTIVE

12. Tipos de comisiones bancarias y su contabilidad

tipos y contabilidad

Las comisiones bancarias son uno de los gastos más recurrentes que pueda llegar a tener nuestra empresa. Son gastos financieros que van en contra de nuestra cuenta de resultados, y por lo tanto, vale la pena conocer qué tipos de comisiones bancarias nos podemos encontrar, y cómo contabilizarlas, para gastarnos la menor cantidad de dinero posible.

TIPOS DE COMISIONES

Como con cualquier otro problema, antes de intentar solucionarlo o minimizarlo tenemos que entenderlo. Empecemos viendo los tipos de comisiones que nos puede cobrar un banco:

Por mantenimiento y administración

Este tipo de comisiones son las más frecuentes, y a su vez, las más fáciles de reducir o incluso evitar. Se pueden negociar los términos y cantidades de este tipo de comisiones especialmente si nos vinculamos con el banco y contratamos nuevos productos y servicios. Cuanto más dinero le demos al banco a la larga, más fácil será reducir las comisiones de cada uno de los procesos por los que nos cobra.

Por transferencias

Cuando realizas una transferencia de una entidad bancaria a otra, la mayoría de los bancos suelen cobrar una comisión por ello, excepto si tienes los ingresos o recibos domiciliados. En este caso muchos clientes suelen estar exentos de este gasto.

Estas comisiones son más difíciles de negociar, pero se pueden eliminar siguiendo los requisitos de los bancos. Por otro lado, las transferencias por las que siempre nos van a cobrar comisiones son las internacionales, donde la negociación con los bancos no es una opción.

Por ingreso de cheques

Así como al hacer transferencias la mayoría de los bancos te cobran una comisión, muchos de ellos también te cobran por el ingreso de cheques a una entidad bancaria diferente a la tuya.

La mejor manera de solucionar esto es estudiar tus opciones y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Hay que tener en mente que hay cuentas que te permiten ingresar cheques sin gasto adicional, como por ejemplo la cuenta blue de BBVA. Estudia los requisitos de cada cuenta y elige la que mejor se adapte a ti.

Por descubierto de cuenta

Si tu cuenta se queda al descubierto, es decir, en negativo, es muy probable que tu banco te cobre una comisión. Aunque a ti no te guste estar en negativo, a tu banco le gusta aún menos.

Este tipo de comisiones son un poco más complejas. Suelen tener una parte fija, que nos cobran por el simple hecho de notificarnos que tenemos la cuenta en negativo, y una parte variable, que depende de la cantidad que esté al descubierto.

Hay algunos bancos que permiten que las cuentas se queden en negativo si así se ha pactado previamente. De todos modos, la gran mayoría no lo permiten. La única manera de evitar esta comisión es prestar atención al estado de nuestra cuenta.

Por cambio de divisas

A la hora de sacar dinero en otro país o cambiar divisas, muchos bancos cobran comisiones. Si quieres evitarlas, la mejor solución es buscar un cajero donde no te cobren comisión, o acordar algún acuerdo con el banco mediante el cual puedas sacar dinero sin pagar, como hacen algunos tales como ING.

Por trámites con la tarjeta

En relación a las tarjetas de crédito o débito, hay una serie de situaciones en las que el banco nos puede reclamar comisiones. Entre ellas podemos encontrar la emisión de la tarjeta, sacar dinero a crédito, un duplicado de tarjeta, el cambio de divisas, etc.

COMISIONES ABUSIVAS

Aunque las comisiones que hemos visto tienen un fondo legal, muchos bancos cobran sin tener realmente motivo para hacerlo. Podemos categorizar este tipo de cobros como comisiones abusivas o incluso  ilegales.

Ante una comisión abusiva, no debes quedarte de brazos cruzados. Aunque la comisión en si sea legal y los bancos tengan derecho a reclamar, siempre puedes negociar su precio defendiendo tu valor como cliente. Contacta con tu oficina, y pon sobre la mesa todo lo que tienes asociado a esa cuenta (recibos, nóminas, domiciliaciones, saldo medio…) de este modo tienes más bazas para negociar.

TIPOS DE CUENTAS

Sigamos echando un vistazo a los tipos de cuentas que podemos encontrar. Os dejamos algunos ejemplos en los que las comisiones no son demasiado abusivas ya que están pensadas para empresas en los primeros pasos de desarrollo.

Naturalmente, cada negocio tiene un tipo de planes que benefician más su situación. Antes de decidirte por alguna cuenta, estudia bien las oportunidades y ventajas de cada una, para elegir la que mejor se adapte a tu situación.

  • Cuenta 1|2|3 Pymes de Banco Santander
  • Cuenta Expansión Negocios de Banco Sabadell
  • Cuenta Negocios de ING Direct
  • Cuenta Negocios de La Caixa
  • Cuenta Negocios Profesionales Ibercaja
  • Cuenta Sin Comisiones Autónomos BBVA

Tras este breve resumen de los tipos de comisiones que te puedes encontrar, y las cuentas que más se adaptan a empresas en primeras fases de desarrollo, te recomendamos que intentes escoger la que mejor se adapte a tus necesidades, y que intentes negociar los términos siempre que sea posible.

 


Si después de leernos, compartes nuestra preocupación por las finanzas y te convence nuestra visión práctica sobre cómo conocer el estado de salud de tu negocio, te animamos a que nos contactes a través de nuestra página web para que un asesor personal te haga una demostración de la solución sin ningún tipo de compromiso.

Curso de Finanzas ¡¡GRATUITO!!

¿Quieres convertirte en el Director Financiero que siempre quisiste ser?

 

Recibe progresivamente las lecciones por email

Te envíamos un ebook con todo

Sorpresa y ¡regalo final!

Respetamos tu privacidad, odiamos el spam tanto como tú.